CAPITULO 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CAPITULO 1

Mensaje  emilibalaguer el Vie Mar 22, 2013 11:02 am


Emilia Viladrau es una adolescente que cursa primero de secundaria. Vestida con sus mejores ropas, con el corazón revuelto y el ánimo agitado llega a su instituto donde se hace la tradicional fiesta de la Castañada el día antes de Todo los Santos. Allá espera a su mejor amiga, Laura. El rostro de la joven Viladrau se ilumina, le tiembla la piel. Y es que unos cuantos metros más allá, con otros chicos de COU (el último curso), se encuentra Jaime, su príncipe azul. El chico por quien suspira desde que empezó el curso y se lo encontró por primera vez en el pasillo. Nunca le ha hablado y él ni siquiera la ha mirado pero su espectacular belleza, su seductora sonrisa, su barba de varios días, su ondulada melena la hacen suspirar. Es su primer amor, sueña que él la corresponde. Nunca ha saboreado los labios de ningún chico y desea que los de él sean los primeros.
Jaime bebe cerveza a escondidas. No pasa desapercibido en él el interés de Emilia. Jaime le guiño el ojo y sonríe. Emilia se deshace de deseo.
--Olvídalo, ¿no ves que es muy viejo? --le dice Laura a Emilia-- Ha repetido cada curso y dicen que tiene 21 años. Él querrá cosas que tú no le puedes dar. A su edad los chicos sólo piensan en sexo y nosotras todavía somos muy jóvenes.
--pues yo le daría el que él me pidiera --dice enamorada.
--¡No seas loca¡ ¿Y si te quedaras embarazada?¡ --dice la otra asustada.
--bien, me imagino que él ya se ocuparía de estas cosas.
--¿Y de tu padre quién se ocuparía? ¡Te mata si das un mal paso¡
Jaime se siente orgulloso al sentirse deseado. Se da cuenta de atracción que ha despertado en la adolescente. A su lado está Bruno, su mejor amigo. Le da una palmada en los hombros felicitándolo.
--qué suerte tío, tú esta noche tienes polvo asegurado con aquella --le dice señalando a Emilia.
Jaime sonríe, le mete un trago a la lata de cerveza que tiene en la mano y que después tira al suelo y se acerca a la adolescente muy seductor. Un fuerte calorcito se apodera de Emilia. Mira atrás para asegurarse que la cosa va con ella. No se puede creer que su príncipe azul se esté acercando a ella. Se retoca los cabellos, pregunta a Laura si está guapa.
--ya sabes que sí pero...
Emilia no la deja continuar:
--Vete, desaparece --le ordena muy agitada.
--yo no me separo de tu lado, tú eres capaz de hacer alguna barbaridad y yo no quiero que se aprovechen de ti.
Emilia reacciona casi con violencia y la echa. Laura se va preocupada. Jaime se acerca a la adolescente muy galantemente. Sabe que no se tendrá que esforzar mucho para pasar un buen rato con la chica.
--Hola preciosa, ¿Por qué tan solita?
Ella sonríe deslumbrada.
--¿estudias aquí? Nunca te había visto ¿En qué curso estás?
Ella le iba a decir la verdad pero finalmente no se atreve y con miedo dice muy nerviosa:
--a tercero, voy a tercero. Sí a tercero.
A él le hace gracia el nerviosismo de ella. Sonríe y muy tiernamente dice:
--no hace falta que estés tan nerviosa, no te pienso hacer nada.
Ella suspira. A él le encara saber que la tiene bajo su poder.
--Yo sólo voy un curso por encima del tuyo.
--Lo sé, dicen que has repetir cada curso ¿es verdad? ¿De verdad tienes 21 años?
Él sonríe, le acaricia los cabellos y ella siente escalofríos por todo el cuerpo.
--no sabía que te interesaba tanto pero sí, tengo 21 años pero ya sabes que para el amor no hay edad --dice muy tierno.
Y a ella casi le da un infarto. Está hechizada.
Él le da dos besos en la mejilla que la queman de emoción.
--por cierto, me llamo Jaime. No sé si lo sabes.
Emilia se ha quedado paralizada por la emoción, no puede decir nada. Su sueño se está haciendo realidad. Él mira la chica muy seductor. Ella se pellizca para asegurarse que todo va de verdad. Él ríe.
--¿qué haces?
--es que --temblando-- no me puedo creer que tú estés aquí conmigo, es un sueño,
--¿Te gusto? Te gusto yo? --dice como si le sorprendiera.
Ella hace que sí con la cara enrojecida. Él la acaricia.
--¿y no me piensas decir tu nombre?
--Emilia --dice con timidez.
Él susurra el nombre de la chica y para ella es música celestial.
--es un nombre muy bello, casi tan bonito como tú. Eres la tía más guapa del insti.
Emilia escucha eclipsada.
--¿quieres que bailamos? --le pide él.
Ella hace que sí con la cabeza entusiasmada. Jaime la agarra de la mano y van a la pista. A Emilia le tiembla la piel por sentir el contacto del cuerpo del chico que tanto desea. Jaime no deja de bailar muy sensualmente. Su perfume tiene embriagada a la chica. Él sonríe muy seductor y ella está derretida por dentro. Él toma una cerveza y se la pasa a ella para que beba.
--no, no ... Nunca he bebido.
--pruébala te gustará --dice acercándole la lata a la boca y casi obligándola a dar un trago.
A ella no le gusta y él insiste en que vuelva a beber pero ella no quiere. Él es muy seductor.
--hazlo por mí, así nos lo pasaremos increíble. Ya lo verás. Confía en mí.
Ella no le sabe decir que no, es una muñeca en sus manos. Para satisfacción de él la chica bebe una lata y otra y otra. Cuando Laura se da cuenta que su amiga se encuentra borracha y se va de la fiesta con Jaime, quiere acercarse pero Bruno se pone en su camino. Ella se lo saca de encima pero ya ha perdido de vista a su amiga.

Muy divertidos, Jaime y Emilia llegan a la playa. Para ella es el día más feliz de su vida. Cae a la arena.
--estoy mareada.
Él sonríe seductor y se deja caer sobre la chica. Los dos gimen de placer. Él empieza a acariciarla buscándole un agujero y a la vez se va desabrochando los pantalones. Están muy excitados.
--es mi primera vez --dice asustada.
--tranquila, traigo condones.
Él se toca el bolsillo.
--mierda --dice al darse cuenta que no lleva --no importa, confía en mí. No pasará nada --añade él.
Emilia está cautivada, no objeta nada. Los dos se unen en un solo cuerpo con pasión salvaje. Ella no se da cuenta demasiado de lo que pasa pero se siente muy feliz. El placer y la felicidad dejan agotada a la adolescente que se queda dormida. A Jaime le parece perfecto ya que así no tendrá que dar explicaciones. Se abrocha los pantalones satisfecho y se va dejando abandonada a la chica.

El frío acaba despertando a la chica. Está aturdida. De entrada piensa que lo que ha vivido ha sido un sueño. Su ropa manchada de sangre indica que todo ha sido muy real. Le duele no recordar con claridad lo que ha vivido con su amor. Confusa y sin entender porque Jaime no está a su lado, Emilia vuelve a casa con una extraña mezcla de alegría y tristeza. Es hija única y su padre se está divirtiendo con su amante de turno y no se da cuenta de llegada de su hija. Emilia se mira al espejo, se observa atentamente para ver si se ha producido algún cambio en ella. Teme que su padre se dé cuenta que ha perdido la virginidad pero en el fondo sabe que desde que murió su madre su padre no se preocupa por ella. Yace en la cama pensando en su Jaime. Tiene ganas de reír y de llorar.

Laura va muy pronto a buscar su amiga. Está muy preocupada por ella. Laura se queda helada cuando Emilia le relata su experiencia.
--¡desgraciado¡ ¡miserable¡¡¡ Es un cerdo¡¡ Te lo advertí¡¡¡ El poco hombre se aprovechó de ti, te emborrachó para hacerte lo que quisiera y después te dejó tirada como un perro. Tendrías que denunciarlo. Es un delito lo que te ha hecho.
--No, no si mi padre lo sabe me mata --dice asustada.
--Esto haberte lo pensado antes.
--Si él quería hacer el amor conmigo pues yo contenta de haberlo complacido. Haría lo que fuera por él y si no me quiere mirar más pues ya tengo bastante con lo que he vivido pero es que estoy segura que le debe de haber pasado algo... No me habría abandonado por voluntad propia.
--¡no seas burra, No te quiere volver a ver, ya ha obtenido de ti lo único que quería¡
--él no es así pero aceptaré lo que él diga pero que me lo diga a la cara. No soporto esta incertidumbre
--pues te habrás de esperar al lunes.
--Maldito puente, no lo soportaré.
--¿Sabes donde vive?
Emilia hace que no con la cabeza
-- ¿Al menos te dio el teléfono?
Emilia vuelve a decir que no muy angustiada.
--pero su apellido si lo sabes ¿no?
Sabiendo que su amiga se enfadará dice que no. Laura se horroriza que su amiga haya hecho el amor con un chico del que no sabe nada.
--ayúdame --le suplica Emilia con angustia-- ayúdame a buscar su teléfono o su dirección. Tú eres muy amiga de la hija del director. Consígueme su dirección.
Laura trata de calmarla, sólo se calma cuando ella le asegura que la ayudará.




avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.