capitulo 11

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 11

Mensaje  emilibalaguer el Vie Mar 22, 2013 11:11 am

[linked image][linked image]

Raquel y sus hijos han pasado la noche en la pensión del pueblo. A la mujer le sorprende que Fermín va a verla. Él es muy amable, ella lo mira con odio.
--No ponga esta cara, no les vengo a hacer ningún mal.
--¿viene a burlarse de nuestra tragedia? Mis hijos ayer enterraron a su padre, es un crimen lo que habéis hecho con nosotros¡¡
-- le bien aseguro que yo sólo soy el mensajero, ya sabe cómo es Emilia. Yo les quería decir que me sabe muy mal todo lo que ha pasado y me gustaría que aceptara esto. Es una pequeña ayuda --dice el hombre sacando unos cuántos billetes.
Ella se lo agradece pero no le acepta. Él insiste.
--no insista y será mejor que se marche, si mi hijo lo ve aquí...
--pero es que me iría más tranquilo si aceptara mi dinero.
Ella le cierra la mano que sostiene el dinero, un calor especial se apodera de los dos. Se sonríen. Ella se siente extraña. Desde Pedro no había sentir nada de igual. Luis los interrumpe y se pone furioso por lo que ve e interpreta.
--Pero ¡¿qué significa esto?¡
Raquel suelta la mano del hombre con violencia, se siente como si hubiera hecho algo inmoral. El chico fulmina con la mirada a Fermín que sonríe con miedo pero con ternura.
[linked image]
Emilia se encuentra feliz de la vida. Pone flores en el roble que es la tumba de su gran amor. Se encuentra muy agitada:
--es tu nieto, no puede ser otro. Sé que es tu nieto. Esta noche lo conoceré, lo volveré a ver. Es una parte de ti, es cómo si tú hubieras vuelto. Tendremos un bisnieto, nuestras sangres, nuestras vidas se unirán en un ser nuevo.

Luis mira furioso a su madre, le pide una explicación por lo que ha visto. Fermín se quiere justificar, no quiere crear más problemas a una mujer que tanto le ha fascinado. Luis se enfrenta a él:
--¡usted aquí no tiene nada a hacer. Ya les puede decir a sus amos que esta vez han vencido pero que quien ríe el último ríe mejor¡¡¡
--hijo, no prejuzgues a la gente. El señor nos quiere ayudar --Raquel
--¡Este hombre nos ha echado de nuestra casa! Cómo lo puedes defender?¡ --Luis.
--yo me voy. No los quería molestar --Fermín.
--Aquí no se muy recibido, marche y no vuelva! --Luis.
Fermín se despide dulcemente. Ella no le dice nada por miedo que su hijo pueda malpensar pero tanto la madre de Luis como el hombre de confianza de Antonio se miran con intensidad. Luis está furioso:
--¡no quiero que hables con nadie de aquella gente. Aléjate de ellos!!
--¡Él nos puede ayudar y lo necesitamos!!
El chico está ciego de odio:
--¡Te he dicho que no! Mi padre confió en aquella gente y ya ves las consecuencias!! Tú hazme caso a mí y ya verás como los hundimos a todos. Ya he empezado a actuar!! Te puedo asegurar que no fallaré!!
Hay un brillo de maldad en los ojos del chico, Raquel se queda muy preocupada:
--¿Qué estás haciendo hijo? Qué pretendes?
--tranquila madre, el imperio de los Tomeu-Viladrau tiene los días contados. De esto ya me encargo yo.
La mujer no consigue saber nada más y se muy angustiada.

Pamela está en casa. Un mensajero le trae una rosa. Se emociona pero le sorprende puesto que sabe que no es el estilo de su novio. La flor va acompañada de un poema escrito a mano y la letra no es de Jaime :
"Desde las horas muertas me lleno la piel de dibujos obscenos y tú estás, Pamela, en todos. Minucioso te resigo senos y caderas, el vientre leve y el sexo ardiente y oscuros con la punta de los dedos extasiados"
La chica lee el poema con un nudo a la garganta una y otra vez. Jaime nunca le ha hecho una cosa así.
"no te cases con aquel forastero, no te hará feliz. Un amor que tienes en las sombras" finaliza la nota de la rosa.
La chica suspira emocionada intentando imaginar quién es su amor secreto. Emilia entra en la casa y se encuentra a su nieta mirando aquella rosa con cara de enamorada. La anciana tiene envidia de la felicidad de su nieta.
--Jaime vale oro, tú sí que has tenido suerte, Te ha tocado la lotería --le dice la anciana emocionada.
La chica no dice nada y sube a su dormitorio aturdida. Emilia se queda suspirando. Piensa en que al anochecer volverá a ver Jaime. Antonio se acerca a ella.
--tú y yo tenemos que hablar. ¿Se puede saber qué te pasa? ¿Es que te has vuelto loca? Pamela es una niña, ¿¡como puedes animarla a que se case con un chico del que no sabes nada?¡
--yo sólo me preocupo de la felicidad de mi nieta.
--¿Y desde cuando te preocupas por nuestra felicidad, madre? --le reprocha.
La anciana abofetea a su hijo:
--¡a mí tú no me faltes al respeto!!

Encerrada a su dormitorio, Pamela huele la rosa aturdida:
--pero ¿que me está pasando? No puedo dudar de mis sentimientos por una tontería. Yo amo a Jaime y no tengo que pensar en barbaridades.
Para demostrarse que no ha significado nada la aparición de aquel admirador rompe la nota con el poema y esto le hace más daño del que espera. No lo puede evitar, aquel desconocido ha entrado ya a su corazón y lo está invadiendo. Ella, pero, lucha contra aquel sentimiento.

Antonio mira a su madre triste:
--tú nunca nos has transmite amor, sólo hemos conocido odio. ¿qué te pasa ahora? No me has hecho caso cuando te he explicado lo que ha pasado con la familia de Raquel. Es como si ya no te importara una venganza que tú has hecho mía pero que en realidad sólo tú entiendes.
--pues tienes razón y es de sabios rectificar. El gran amor que Pamela siente por aquel joven tan simpático me ha hecho reflexionar. Ya es hora de dejar el pasado, el odio atrás. Ahora sólo me preocupa la felicidad de mi familia.
--tú siempre llevando la contraria.
Los ojos de la anciana brillan como los de una adolescente. Su hijo está muy desconcertado por el gran cambio de su madre.

Al rato, Jaime sale de su casa emocionado. Estefanía se le planta en medio.
--¿qué haces tú aquí? de donde has salido?¡ --Jaime.
Ella hace como si hubiera sido accidental pero en realidad traía rato esperándolo. Él es muy amable con ella y la chica se muere de amor.
--ya me he enterado de lo que os ha pasado, me sabe mal. Espero que todo os vaya bien.
La hermana de Luis no deja de sonreír, sólo le importa que tiene delante a al hombre de sus sueños:
--¿y tú dónde vas tan guapo?
Él sonríe:
--gracias, ¿de verdad crees que voy guapo?
--sí, eres el hombre más guapo del mundo.
--es que tú y yo somos como hermanos, por eso te parezco tan guapo.
Él no se da cuenta que la chica lo mira con ojos de hembra y le ha sabido mal el comentario.
--espero que a mi novia le haga el mismo efecto que a ti. Hoy pido su mano. Si todo va bien nos casamos en los próximos días.
Ella se ha quedado de piedra:
--¿Te han pronto? Creía que la cosa iba por más largo?
--nos queremos, no queremos esperar más. Bien yo me voy. No quiero llegar tarde.
Él le da un beso a la mejilla y se va ilusionado. La hija de Raquel se queda derrotada.

Jaime llega a la finca. Pamela no ha salido de su dormitorio, no deja de pensar en el chico de la rosa. Emilia es quien recibe al chico. Él la saluda como si fuera su abuela y le da un beso a la mejilla. Un gran calor se apodera de la anciana. La vuelve loca la sonrisa del joven.

[linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.