Capitulo 27 (y último)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 27 (y último)

Mensaje  emilibalaguer el Lun Mar 25, 2013 2:39 am

luis2a1.jpgCapturar-164.jpg

Jaime está en el hospital. Ha nacido la hija de la Estefanía. Está sana. Jaime la mira boquiabierto por los vidrios.
--Es mi hija. Mi hija. --dice lloroso.
Se sorprende al ver llegar a Emilia. Hace la que no sabe nada.
--¿qué haces aquí?¡ --pregunta él con rencor y rechazando su beso.
--¿Y tú qué haces aquí?¡ Me ha preocupado tu tardanza y he llamado a tu amigo, él me ha dicho que te encontraría aquí. ¿Qué haces aquí?
Raquel llega muy angustiada junto a su marido. El viaje ha sido largo y los dos están cansados. La mujer está desesperada por su hija y no dice nada a Emilia que se mantiene al margen.
--¿Qué ha pasado?¡ --pregunta llorando a Jaime.
--suerte que has venido. Estefanía se muere. Necesita sangre de la familia. Tú eres la única que le puedes dar sangre.
Raquel se hunde en brazos de su marido que no entiende que le pasa.
--tranquila, tu sangre salvará a tu hija --Fermín.
El doctor llega.
--No se ha de perder, tiempo. ¿Usted le dará sangre?'
--No --dice llorando Raquel-- no, puedo. Estoy embarazada.
Fermín no sale de su sorpresa y mira con reproche a su mujer. Sabe que si no le ha dicho nada es porque no está contenta con este inesperado embarazo.
--pues no puedo hacer nada por su hija --doctor.
Raquel se enfrenta a Emilia:
--¡¡No, todavía hay una esperanza!!
Emilia teme lo que le dirá y no lo quiere aceptar. De pronto se ha dado cuenta de su error. Ha pensando en una posibilidad que la mata por dentro.
--¡¡sí, usted sabe que su hijo Pedro y yo nos queríamos. Entre mi primer marido y yo nunca pasó nada. Nos juntamos por el odio que le teníamos a usted¡
Fermín no sale de su sorpresa:
--¿No tuviste nada con tu marido?¡ Y tus hijos?¡
Emilia siente que algo le oprime el corazón.
--Pedro y yo nos veíamos en secreto, yo tuve un hijo suyo que él no se atrevió a reconocer y sólo cuando yo estaba embarazada por segunda vez se atrevió a enfrentar su madre. Mis hijos son sus nietos, señora Viladrau¡
Jaime mira a Emilia con reproche. Está dolido.
--entonces mi hija es tu bisnieta --dice Jaime.
La anciana mira a la bisnieta de su gran amor perpleja. Es la biznieta suya y de su amor que tanto quería y ha estado a punto de matarla. Un ataque de corazón la fulmina y cae al suelo. Jaime es el único que se preocupa por ella.
[linked image]
Emilia abre los ojos, agoniza. Sabe que son sus últimas horas. Se emociona al ver a Jaime a su lado. Cree que es su primer amor que la ha venido a buscar.
--tranquila Emilia --dice el chico besando amorosamente su mano y hablando dulcemente-- Emma ha dado sangre a su prima y Estefanía se ha salvado y mi hija también está bien. Así que te has salido con la tuya, he tenido un hijo con tu nieta.
--¿la quieres?¡ Quieres a Estefanía?¡ --dice con voz de ultratumba.
--sí y quiero hacer mi vida a su lado.
--me me alegro, yo no te molestaré más. Ha llegado mi hora. Espero que Dios me perdone por todo el mal que he hecho y vaya al cielo con mi Pedro y tu abuelo, el amor de mi vida.
--¿cómo?¡
Jaime cree que delira. Emilia lo acaricia débilmente:
--eres igual a él, a mi primer amor. Yo esperaba un hijo suyo pero mi padre me vendió a Antonio, él me obligó a abortar, él mató a Jaime, tu abuelo está enterrado bajo el viejo roble donde solía rezar yo en la finca. Me llené de odio y lo maté. Yo maté a mi marido y no me importó matar también al chófer que era el verdadero padres de mis hijos y que no hizo nada para salvar tu abuelo. He hecho tanto de mal.
Jaime está muy impresionado pero no deja de acariciarla, hablarle con dulzura:
--Dios no le tendrá cuenta.
Ella quiere vaciar su alma:
--me obsesioné contigo porque eres igual a tu abuelo y para sustituir el bebé que perdí quería un hijo tuyo con una de mis nietas.
El chico la trata con mucho cariño:
--no hable, ya tiene la bisnieta que quería y se pondrá bien y será feliz.
--Yo maté mi hijo porque te quería echar de la casa.
Jaime se levanta. No se puede creer lo que oye y se separa de la moribunda que sigue hablando atormentada:
--yo fui responsable del secuestro tuyo y de Emma cuando os encontrasteis en la cama. Te hice sacar esperma y la inseminaron a ella pero yo acabé con aquel hijo. Fue un castigo. Mi marido me violaba, me pegaba, me obligaba a tener relaciones sexuales con la madre de Raquel y se la juré a su familia, por culpa mía mi Pedro se suicidó, yo provoqué aquel atentado para matar a Luis y también quería matar a Estefanía. ¡¡y luego yo atropellé a Estefanía, quería matar a tu hija porque no era mi bisnieta¡
El llanto ciega a Jaime, no puede reclamar nada ya que la anciana ha muerto. Él queda como en shock.

En una ceremonia íntima, los restos de Jaime son rescatados e incinerados y junto a las cenizas de Emilia son devueltos a la que siempre ha sido su sepultura. Las dos urnas con las cenizas de Jaime y Emilia son enterradas juntas bajo ese árbol. Jaime llora. Estefanía está abrazada a él. Emma y Cesc están junto a una embarazadísima Pamela. No pueden sentir pena. El entierro es interrumpido porque Pamela se pone de parto.

Y nace el hijo de Pamela y Luis. Y la chica llora con su hijo en brazos segura que el pequeño no conocerá su padre. Y Luis entra por la puerta. Estefanía cierra los ojos segura que es un sueño. Y Él le da un beso.
--¿estás bien?¡¡ --ella.
--sí, esta madrugada he abierto los ojos y te he venido a buscar. El mal sueño ha acabado, la venganza ha acabado. Te amo, te amo.
Pamela pone el pequeño en brazos de su padre y la pareja se besa apasionadamente.

5 años después...
9febjuli.jpgCapturar-106.jpg
58.jpgCapturar-74.jpg
oriol_vila.jpg30997_quim-gutierrez-presenta-el-precio-de-la-libertad-en-san-sebastian.jpg

Cada domingo hay reunión familiar a la finca de los Tomeu-Viladrau. Luis y Pamela son un matrimonio feliz y tienen cuatro niños.
Jaime y Estefanía viven con ellos y son padres de un niño y una niña. Luis y Jaime hablan como amigos. Están en la sala principal. En donde había un gran retrato del viejo esposo de Emilia ahora hay un retrato de todos los niños. Estefanía y Pamela hablan de sus hijos.
--¿y todavía tienes ganas de tener más hijos? --Estefanía.
--es que Luis quiere tener muchos de hijos, quiere tener una niña y yo lo daría todo por él.
La felicidad y la armonía rodea a las dos parejas que son una familia. Y llega otro matrimonio. Llegan del pueblo. Son Marcos, antiguo empleado de la finca, y Emma. Todos se saludan.
--¿de verdad no añoras todos este lujo, eres feliz viviendo humildemente conmigo? --Marcos.
Ella sonríe feliz:
--tú eres lo que necesito, por eso te he elegido como mi compañero de vida.
Marcos no se puede creer que finalmente se haya casado con la chica. Y llega el resto de la familia. Fermín y Raquel son felices juntos y vienen con su hijo que es el orgullo del padre. Todos se saludan con afecto.
--¿eres feliz conmigo?¡ --Fermín
--te lo digo cada día. No habría tenido un hijo tuyo si no te quisiera. --Raquel.
--lo sé pero es que me gusta que me lo digas.
La pareja se sonríe. Raquel es feliz al ver que sus hijos ocupan el lugar que les corresponde y que son felices. Cesc y Fede llegan juntos y dándose besos. Son una pareja más. A ellos los acompaña el pequeño Antonio, el hijo de la Riegue que, con permiso de la madre, se reúne con la familia periódicamente. Pamela y Emma abrazan a su hermano. Todos los niños juegan mientras esperan la comida y las parejas quedan solas demostrándose su amor y su felicidad.

A media tarde, Jaime se acerca al roble que ha unido a su abuelo a Emilia y deja unas flores con emoción sobre una lápida de mármol en la que hay inscrito: Jaime y Emilia.
--gracias, vosotros lo empezasteis todo. Vosotros sois la raíz de la familia. Nunca os olvidaremos.
Jaime entra a la casa. El roble es lo más sagrado que tiene la familia y nunca le faltan las flores.

15 años después
[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]
Jaime ha luchado para que se mantenga vivo el recuerdo de Emilia. Siempre le gusta pasar un rato por el viejo roble donde reposan las cenizas de la anciana y el abuelo de éste. Aún está esa lápida que él mismo hizo colocar. Le gusta hablar con ella. Contarle lo que le pasa.
--me imagino que ya lo sabes, voy a ser abuelo. No me puedo creer, mi hija Desi, si parece que fue ayer que la tuve en mis brazos ahora va a ser mamá. Al otro abuelo no le ha hecho mucha gracia, ya sabes cómo es Luis pero si es niña se llamará como tú, si es niño Jaime la familia continúa Abuelo, voy a ser abuelo. Me cuesta hacerme a la idea. Me hago viejo.
Jaime lleva unas flores. Está en cuclillas. Habla con mucho cariño. Luis se acerca a él. Le sonríe. Lo trata con mucho afecto. Le pone la mano en los hombros.
--¿qué haces hablando a una piedra, tío?
Luis le sonríe con afecto y Jaime le devuelve ese afecto.
--sabes que me gusta venir a hablar a este árbol.
--si pero ¿justo ahora? Nos están esperando.
Jaime se levanta. Se queda parado mirando la piedra. Luis a su lado.
--es que le quería contar. Hoy es un día especial.
Luis lo abraza por los hombros. Lo trata como a un hermano.
--No creo que te pueda oír.
Jaime sonríe. Mira al cielo.
--Yo espero que sí, ya han pasado 20 años y yo he sentido que están aquí, que me escuchan.
Luis le sonríe. Lo mira con poco como si estuviera loco pero no dice nada.
--me gusta venir aquí, hablar con Emilia. Fue egoísta pero a mi me quiso en serio y eso no lo quiero olvidar. Además su historia está muy ligada a la mía. Ella adoraba a mi abuelo pero yo no sé si las cosas son como ella creía, si mi abuelo de verás la trató en serio. Tal vez él fue el primero en lastimarla.
--Eso es el pasado y el pasado hay que dejarlo estar.
--Yo creo que hay cosas que no hay que olvidar. Los muertos se merecen que los recordemos. Emilia se acordó de su amor de juventud toda su vida. Si mi abuelo se hubiera quedado con ella nuestra historia sería tan distinta.
Luis sonríe.
--pero nadie sabe si mejor. Tú y yo a lo mejor no estarías aquí.
Jaime sonríe con cierta melancolía. Luis lo acaricia fraternalmente.
--pero no merece la pena ponernos triste por eso. La comida ya está casi lista. Tu mujer me manda a buscarte y ya sabes como es mi hermana. Se va a enfadar con los dos.
Los dos cuñados sonríen.
--Ahora vamos.
Los dos miran el árbol.
--no te puedo negar que el lugar es muy bonito --Luis.
--si, no quiero olvidar que aquí está mi bisabuelo descansando con esa mujer que tanto lo quiso.
--no sé si a tu abuela lo hubiera gustado que estuviera con la otra y no enterrado con ella.
--aquí ha estado toda la vida. Era de justicia que se diera parte a las autoridades de lo que pasó, que mi abuelo estuviera oficialmente muerto pero tenía que volver aquí. Me gusta que esté aquí y que no sea un secreto. No quiero que se olvide la historia de Emilia.
--No sé que haya tras la muerte si hay algo, pero Emilia puede estar contenta que no te olvides ni de ella ni de tu abuelo. Estoy seguro que es lo que querría.
--Es nuestra historia. Mis hijos llevan la sangre de los dos y --Jaime mira la lápida-- Nosotros que tenemos hijas no debemos nunca olvidar que aunque no nos guste deben vivir su vida.
--si tú tienes dos, pero yo he tenido siete hijos antes de tener una Pamelita.
Jaime le sonríe.
--¡pero si te encanta ser papá¡
Luis sonríe ilusionado. Es un hombre feliz.
--me alegro que ninguno haya sacado el carácter de ella --dice señalando el nombre de Emilia de la lápida.
--Emilia hizo mucho daño pero también se lo hicieron a ella. Merece ser recordada con cariño.
--yo no soy como tú pero
Jaime no lo deja seguir.
--era tu abuela.
--aún me cuesta hacerme a la idea. No me habría gustado crecer a su lado.
--No es bueno el rencor. Tú y Pamela resultasteis primos así que es la bisabuela de tus hijos por partida doble.
--yo igual me alegro de no haber sabido quien era mi abuela cuando estaba viva.
--en el fondo era buena mujer.
--pero es que muy en el fondo.
Se sonríen. Jaime habla con cariño. Sólo quiere recordar lo bueno. Luis no le tiene cariño a la anciana pero tampoco rencor.
--No seas así. No es bueno alimentar el rencor. Fue una pieza clave en nuestras vidas y así quiero que la recuerden --Jaime
--bueno, tu ya te encargas de eso.
Los dos hablan sin broncas, ni rencores. Se hablan con cariño de hermanos.
--en mi casa nunca se habló de mi abuelo. Era un tema prohibido. Se le consideraba un mal hombre. Yo no creo que fuera un santo como creía Emilia, no creo que se portaba bien con ella pero me alegro de saber la verdad. Cuando llegué a esta casa quien me iba a decir que iba a encontrar a mi abuelo y a ti te pasó lo mismo. ¡¡quién iba a pensar que Emilia era tu abuela¡
--pues sí, tanto que se empeñaba en juntarte con una nieta suya y a la pobre Estefanía pero bueno no recordemos el pasado. Aunque no me gustó que mi sobrina se llamara Emilia.
--lo sé, pero tenía una Desi, un Jaime. Me hacía ilusión una nena llamada Emilia.
--Mi hermana demostró quererte mucho al aceptarlo después de todo lo que pasó.
Jaime golpea a Luis en la cabeza pero con cariño.
--ya sabes que a mi no me gusta que se tenga rencor. No es bueno.
--No es rencor. Yo solo bueno han pasado años, en aquel momento no tanto. Sabes que te quiero mucho
Jaime le acaricia la cabeza. Se tratan como hermanos.
--es que si después de mis siete niños que tengo a mi niña y me dicen de ponerla Emilia es que me muero. Además que me hacía ilusión que mi niña se llamara como la mamá.
--después de parirte ocho hijos se lo merece. Es que eres un bestia. ¿no sabes lo que es un condón?
Jaime se le ríe. Lo dice de broma. Luis lo sabe. De broma también le da una patada en las nalgas.
Los dos se abrazan. Se miran con afecto.
--tu y yo éramos extraños en este lugar y ahora en cambio lo amamos.
--cierto, como cambian las cosas ¿no? --Luis.
--sí, la vida nos lleva sorpresas. ¿te acuerdas cuando Cesc salió del armario?
--si, enamorado de su amigo de la infancia. Eso sí que fue una sorpresa. Se conocían de niños pero les va muy bien juntos. Ahora hasta papás. Espero que la madre de alquiler no les dé problemas. Se merecen ser felices.
--Seguro que les va bien. Ya demostraron ser buenos padres haciéndose cargo de Antonio cuando la madre se los deja.
--Es una pena que no puedan estar aquí para celebrar la noticia pero están como locos esperando el parto.
--¿y qué me dices de Emma? Sé que no te gusta que esté con tu hermano.
--Es normal que no me guste. Ella podría ser su madre. Fermín tiene 20 años. No tiene edad para ir en serio con una mujer. Además Emma fue amante del padre. No es normal.
Por delicadeza, Jaime no menciona que Luis es el único que no se ha acostado con Emma al igual que en esa casa nadie menciona que Jaime fuera amante de Emilia.
--Parecen felices con la niña que han adoptado. Emma, con sus anteriores maridos, nunca quiso ser madre. A lo mejor ahora va en serio --dice Jaime.
--ojalá pero mi hermano sólo tiene 20 años.
--a los 20 años también se ama. Nosotros lo sabemos bien.
--si, quien nos lo hubiera dicho. Fuimos rivales en el amor de una mujer y ahora somos cuñados como hermanos y ahora ¡hasta consuegros¡
--tú estás casado con tu prima. Ha sido difícil impedir que mi Desi y tu Luis anduvieran. Nuestras mujeres eran más jóvenes cuando fueron madre.
--si abuelos, vamos a ser abuelos.
Los dos se ríen. Y se abrazan.
--tus hijos son un peligro, es imposible contar las novias que suman entre todos.
--es normal. Son jóvenes, se divierten para eso son chicos. Tu Jaime no se queda atrás.
--yo veo a mi Emilia muy entusiasmada con tus hijos, tendré que echarles un ojo.
--son jóvenes --ríe Luis.
--tu hablas así porque tu hija aún es muy pequeña pero verás cuando tenga su primer novio.
Luis se lleva las manos a la cabeza.
--¡ni me lo recuerdes¡
A los dos les suena el móvil a la vez. Sus esposas los reclaman. Se ríen.
--¿vamos? Nos van a matar --dice Jaime.
--sobretodo a mi que te vine a buscar.
Jaime y Luis se sonríen con cariño. Se van juntos abrazados por los hombros. Atrás queda el roble de los recuerdos. Sobre la lápida con los nombres Jaime y Emilia unas flores frescas.
Fin.
[linked image]

Capturar-35.jpg



Capturar-36.jpg



Capturar-41.jpg



Capturar-47.jpg



Capturar-54.jpg



Capturar-58.jpg



Capturar-60.jpg

avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.