capitulo 6

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 6

Mensaje  emilibalaguer el Lun Mar 25, 2013 9:21 am


Luis mira fascinado a Manuela. No se puede creer que aquella chica que le ha robado el corazón esté ahora en la casa de su amigo, justo donde iba a comer.
--¿pero quién es aquella chica? --dice Luis.
--¿Y cómo quieres que lo sepa? Nunca la había visto.
Los dos amigos están en la acera de delante. Luis se pone muy nervioso al saber que tiene aquella chica muy localizada.
--pero si ha entrado en tu casa, debes de saber quién es.
Miguel sonríe con cara de degenerado:
-si la conociera ya me la habría tirado, esta no es una chica que a mí se me escape viva y tan tiernecita. Es como más me gusta.
Luis se molesta por el comentario de su amigo.
--aquella chica no es una golfa como las otras a las que tú estás acostumbrado.
Miguel se le ríe:
--tú eres un payaso, un tonto soñador que todavía cree en el amor y las princesitas. Todas las mujeres sólo buscan lo mismo que nosotros: divertirse con un buen macho y yo soy de los mejores de por aquí, para no decir el mejor.
--no todas las mujeres son iguales, no todas piensan en el sexo.
Miguel sonríe pícaro:
--Las mujeres son como nosotros, el sexo es lo más importante y más a esa edad.
--No para mí, yo busco otra cosa en una mujer y sé que hay chicas como yo. Yo estoy seguro que aquella chica no es como dices. Con ella no tendrías nada que hacer. Yo te lo bien aseguro.
Esto le suena como desafío y deja fascinado a Miguel:
--es una apuesta. A ver quién de los dos se tira primero a esa niña.
Miguel quiere chocar las manos para sellar la apuesta pero Luis no quiere.
--¿es que tú no te puedes tomar nada en serio?
--no, es demasiado aburrido --dice Miguel divertido.
--Yo quiero a aquella chica. Me he enamorado de ella. No es sexo lo que quiero. No me importa no acostarme con ella.
--pues perfecto. Yo sí pienso acostarme con ella.
Luis se pone celoso:
--no te acerques a ella. No quiero que le hagas daño. Es muy especial para mí. Me gustaría intentar algo con ella pero en plan serio. No lo estropees tú.
Miguel pone cara de bueno pero no dice nada. Luis suspira mirando hacia la casa de su amigo. El otro lo va mirando burlón.
--¿y por cierto como se llama el gran amor de tu vida? --pregunta Miguel con ironía.
--no lo sé. No me lo ha dicho.
--¿Tú eres imbécil o te lo haces? cómo puedes decir que te has enamorado de una tía que no la conoces, que ni siquiera sabes como se llama. Si incluso yo para tirármelas le pregunto el nombre. Y tú que hablas tan fatalista. Me he enamorado, me he enamorado ---va diciendo con sarcasmo--y ni siquiera sabes su nombre. A ti no hay quien te entienda.
--el amor se siente. Yo antes tampoco lo entendía, pero ahora sí lo entiendo. Es la fuerza de la mirada, el amor es una energía que te atraviesa y ya no se puede hacer nada. Estoy seguro que a todos nos llega hasta a ti que te mofas de todo.
Miguel lo va escuchando riendo:
--yo nunca jamás me pondré como tú. Estás de un tonto. Ni loco quiero que se me ponga esta cara de bobo que llevas tú. El amor no es para mí, es un virus terrible del que estoy vacunado ---riendo.
--no hay vacuna para el amor y es una suerte porque hay gente que no cree como tú pero cuando te llega das gracias porque es lo más hermoso del mundo.
Miguel da una patada en el trasero a su amigo de broma y burlón le dice:
--anda calla que vomitaré por tanta tontería.
--yo sé que hoy he conocido el amor. Aquella chica es lo que siempre he estado buscando. No sé quién es, como se llama, donde vive pero sé que es ella. Ella es el que me hacía falta para ser feliz.
--vamos a averiguar todo lo que quieres saber --dice Miguel con la intención de cruzar para ir a su casa.
Luis se queda quieto. Miguel lo mira riendo y le dice:
--va que el gran amor de tu vida te espera en mi casa.
Luis tiembla de deseo, por un lado es lo que quiere, pero por otro le da miedo que ella lo rehúse.
--no, no, no me soporta. No quiero que piense que le voy detrás.
--pero es que mi madre nos espera para comer, quizás ella es el postre para los dos ---divertido y pícaro.
A Luis no le gusta el comentario de su amigo, lo mira molesto. Miguel ríe y hace gestos para que anden hacia la casa. Luis mira la fachada muy nervioso.

[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]

Dentro de la casa, Manuela es recibida por una mujer que no sabe quién es.
--si, ¿que querías, niña? --le pregunta aquella mujer.
--¿Doña Juanita Llombart, por favor?
--pero ¿quién es usted, porque pregunta por mi madre? Ella está muerta de hace mucho años.
--así que usted es Remedios.
Manuela la mira con cierta rabia y le da un empujón y entra en la casa. Se ve muy antigua.
--seguro que no han hecho obras. Así debía de ser cuando nació mi yaya --piensa muy emocionada.
Remedios no entiende nada:
--¿pero qué es esto?¡, usted no puede entrar en mi casa así porque sí. No tiene ningún derecho, llamaré a la policía.
--tengo todos los derechos. Esta es la casa donde nació mi yaya, ustedes le robaron a ella. Tengo derecho a conocer este lugar.
Remedios se pone a la defensiva. Coge la chica del brazo para echarla.
--¡esta es mi casa, la heredé de mi madre. Tú no tienes ningún derecho a reclamarme nada, a acusarme de ladrona¡
Es demasiado fuerte el dolor que siente Manuela por la muerte de su abuela, también le duele pensar que robaron a su abuela y no quiere dejar las cosas así. Descargar su ira hacia aquella mujer, la prima de su madre, ayudar a mitigar su dolor. Le estampa el testamento en la cara:
--mi bisabuelo le dejó todo a mi abuela. ¡No sé cómo se lo hizo su madre para robar a mi abuela!!
--¡este testamento no vale nada. Tu abuela no quiso saber nada de la familia. Si mi madre cobró su herencia es porque nadie la reclamó. En todo caso tenía tanto derecho como la otra y ahora ¡FUERA¡¡ Sea como fuere tú ya no tienes ningún derecho. Tu yaya no se preocupó demasiado por sus padres!!!
--¡mi abuela trabajó desde que era una niña para mantener su familia y siempre ha recordado a sus padres¡ porque usted vive en casa de ellos, pero dónde están las fotos, porque mi yaya tenía las fotos de sus padres en comedor y yo no las veo aquí en ningún lugar.
A la mujer le tiembla la voz, trata de justificarse.
--bien, bueno... es que... yo no necesito fotos para recordar mis abuelos.
--pues no sé como los recuerda porque acabo de ir al cementerio y la tumba da asco ¡No sólo no la limpia sino que ni siquiera le ha puesto una lápida!!
--bien es que mi madre quiso ser incinerada. No voy nunca a aquel lugar.
--muy bien, ¡pues yo lo quiero¡
--así que tú me hables de robar y tú vienes aquí a robarme una cosa que es mía, pues no te lo pienso dar, ¡claro que no, es mío!!
--No moralmente. Moralmente es mío y es una propiedad que usted no quiere y yo sí, yo sí la cuidaría.
--¡no es cosa tuya si yo lo cuido o no. Tu abuela no se preocupó de nada y ahora ¿te acuerdas tú? ---con desprecio.
--No quiero que la tumba de mis bisabuelos esté abandonada y puesto que le robaron a mi abuela pues que menos que darme el nicho a mí!! me lo debe!!
--¡yo a ti no te debo de nada. Vete de mi casa, tú sí que eres una ladrona, una sinvergüenza como tu abuela¡
Manuela no permite que aquella mujer le falte el respecto a la memoria de su abuela y la abofetea con rabia. Le deja la mano marcada. Remedios la mira con odio. Se la quiere devolver pero en aquel momento, la puerta que no estaba del todo cerrada, se abre. Las dos se callan y miran hacia la puerta.

Rosario mira fascinada a Sergio.
---¿Que es lo que quieres? --él.
--ya te lo dije, quiero tener un hijo contigo.
--eres muy bonita ¿por qué quieres tener un hijo mío si no me conoces?
--Porque me enamoré de tus personajes.
--Pero yo no tengo nada que ver con ellos.
Ella lo mira coqueta.
--Quiero acostarte conmigo ---él traga saliva y la mira con deseo-- ¿es que no te gusto?
--pero es que ... ---calla porque no sabe qué decir.
--tener un hijo con una mujer a la que no vas a responder es una locura. Nadie te lo dará, sólo yo.
Tener los labios del hombre tan cerca es toda una tentación y lo besa y él responde. Se besan ardientemente.
--¿Me invitas a cenar a tu casa y luego ya veremos? ---pregunta ella muy coqueta.
Él la mira devorado por el deseo.
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.