capitulo 15

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 15

Mensaje  emilibalaguer el Lun Mar 25, 2013 11:11 am


[linked image]
Ya ha caído la noche cuando Manuela llega a casa de su tía. Asustada y con su vestido de novia roto. Manuel la recibe con un puñetazo y la tira al suelo:
--¡¡si no te cases mataré ese bastardo a golpes!!! --grita.
Manuela lo mira con rabia. Antonia lo quiere calmar. Llaman al teléfono. Lo coge Mariana. Es Luis. Mariana se lo pasa a Antonia. Luis se tranquiliza cuando le dicen que Manuela ya ha llegado y está bien. Después se tapa con las sábanas, de arriba abajo desesperado. Llora

Mientras, Manuel mira su hija con rabia:
--y bien, ¿cuándo te cases?
--¡nunca!! --grita ella desde el suelo y con las manos en el vientre.
El hombre la quiere golpear de nuevo pero Manuela, con la ayuda de su tía, escapa a su habitación. Manuel grita como loco:
--¡¡si no te casas ese niño no nacerá!!! Yo no seré el hazmerreír del barrio¡
Mariana y Antonia están escandalizadas. Manuela llora. Se acaricia el vientre y mira la foto de su abuela:
--ayúdame, no quiero perder mi hijo. No quiero, ayúdame yaya. Ayúdame a ser feliz, a tener mi hijo sin tenerme que casar.

pe1r15-19.jpg[linked image][linked image]
Es un nuevo día, Luis todavía está dormido, Miguel lo despierta.
--venga dormilón.
-- todavía no, no quiero salir --muy decaído.
Miguel le saca las sábanas de encima. Luis se quiere volver a abrigar:
--hoy no iré a trabajar, pienso quedarme aquí.
A Miguel le sabe mal ver su amigo sin ganas de vivir:
--pues yo no te lo pienso permitir.
--vete a la mierda --Luis.
Miguel sonríe ya que está seguro que pronto reaccionará.
--eso, insúltame y si me quieres romper la cara te tendrás que levantar. He hablado con Manuel, hemos quedado para pasado mañana en el notario. Me da la mitad de sus bienes.
Luis se levanta de golpe:
--¿¡te casarás con Manuela?¡ --dice deshecho.
--no, tú te casarás.
Luis vuelve a la cama:
--pierdes el tiempo.
--no pierdo nada. Yo sé que ella aceptará casarse contigo del mismo modo que aceptó chingar conmigo.
--¿de qué hablas? --dice levantándose.
--antes me tienes que prometer que no te enfadarás conmigo.
--si de acuerdo.
--te explico esto porque no quiero que pienses que soy mala persona. Sí, me gustan las mujeres y no me importa nada con tal de chingar y por dinero haría lo que fuera. Por eso no pienso dejar perder esta oportunidad pero no te quiero hacer daño. Yo tengo la herramienta con la cual Manuela sí se casará contigo pero sólo la usaré si su padre me da todo lo que ofreció. A cambio tú te comprometes a casarte con ella. Así los dos contentos.
--eres un cabrón, pero ¿por qué Manuela se tendría que casar conmigo?
--¿recuerdas el día que chingamos?
--claro que sí --dice molesto-- como olvidarlo.
--ella lloraba. No quería hacer el amor conmigo.
--¡La violaste?¡ --dice furioso.
Luis lo quiere golpear, Miguel lo va calmando.
--no, no pero le ofrecí lo que ella quería a cambio que jodiera conmigo.
Luis se sienta en la cama triste.
--se te vendió.
--a cambio del nicho de nuestros bisabuelos.
Luis está alterado. Se levanta, se sienta, se vuelve a levantar.
--esto no se lo cree nadie.
--Su padre ya lo dijo, la muerte de su abuela la trastocó y yo...
--¿qué le hiciste?¡ --dice furioso.
--¡me tienes que prometer que no te enfadarás!!
Luis está de pie, golpeando los puños furioso. Miguel habla asustado.
--¡habla ya!!
--No sé muy bien qué pasó, la cuestión es que vino con un testamento donde consta que su abuela es la propietaria de los bienes de mi madre.
--¿tu madre le robó su herencia?
--no, no. Supongo que no tendría dinero para aceptar la herencia y mi abuela sí. Además era mi abuela la que vivía en la casa. Yo creo que la abuela no quería nada pero Manuela quería el nicho de sus bisabuelos, ya te lo dije.
--si pero tú me dijiste que se lo regalabas, que ella se te ofreció y no la pudiste rehusar ---dolido.
--mi madre no se lo quería dar aunque no lo quiere. Yo la chantajeé a Manuela... le dije que sólo se le daría si se acostaba conmigo y el resto ya lo sabes.
Hay un silencio. Miguel está a la expectativa. El dolor de Manuela aquel día le atraviesa el alma a Luis. Golpea a su amigo:
--¡era su primera vez y estaba mal!! ¿Cómo fuiste capaz de una cosa así? ¡fue como una violación¡
--las cosas pasaron y ya no se le puede hacer nada pero gracias a esto tú puedes ser feliz. Estoy seguro que si yo le ofrezco la casa donde nació su abuela a cambio que se case contigo dirá que sí.
Luis no cree que sea la mejor manera de hacer las cosas:
--Hacer el mismo que tú.. Comportarme como un cerdo... no sé.
--Su padre es un animal, antes la mata que dejar que no se case. Al menos tú puedes arreglar mi metedura de pata. Tú lo dijiste, tú eres el único que la puedes hacer feliz.
--Pero es tu hijo.
Luis está triste, Miguel le pone la mano en los hombros. Es cariñoso.
--No, es el tuyo porque tú sí lo quieres. Hazlo por ella, por ti. Si la amas sabes que es lo mejor.
--Me odia muy triste y sentándose de nuevo en la cama.
--Ahora sí pero un día te agradecerá que velaras por ella, que no la dejaras en mis manos y las de su padre. Eres buen tío, Te amará, estoy seguro.
Luis sonríe ilusionado. Se levanta y extiende su mano.
--está bien lo haré.
Miguel sonríe:
--será lo mejor por todos... ya lo verás.
Miguel toma la mano de su amigo y se abrazan
--¿y tu madre estará de acuerdo? Es su casa.
--déjamelo a mí.
Miguel sonríe con ambición y Luis siente que el corazón se le va a salir del pecho.
[linked image]

Remedios no está de acuerdo en ceder su casa a Manuela. Discute con su hijo.
--¡no quiero, es mi casa!! No se la regalaré a esa zorra!!!
--¿¡es que tú no me has escuchado!!? no se la regalamos, nos la compran y a un precio demasiado alto. Aunque ella no lo puede saber.
--hijo, no entiendo nada.
--tú confía en mí. Tienes que poner esta casa a mi nombre y tendrás una casa mucho mejor de lo que habías soñado.
--está bien.
Miguel sonríe. El segundo paso es hablar con Manuela.

Miguel llega a casa de Antonia con Manuel.
--Manuela está en su dormitorio, es por ahí. Será mejor que habléis a solas pero no te pases de listo.
Miguel entra sin llamar. Antonia no entiende nada:
--¿qué es el que pasa? ¿Quién es este chico?
--yo estoy haciendo lo que puedo para limpiar la deshonra de esa niña. Todo es culpa de la mala educación que le habéis dado todos. Yo ahora tengo que arreglar el mal que habéis hecho todos --Manuel.
--si no la hubieras abandonado...
Manuel mira a su hermana con muy mala cara y la mujer calla.

Manuela se pone furiosa al ver a Miguel . Le da puñetazos en el pecho para que se vaya. Él se ríe, no se mueve.
--¿¡qué haces aquí?¡ no te quiero ver?¡ no quiero saber nada de ti ¡Antes me mato, contigo menos me caso¡ ¡¡Me das asco¡
--chingaste conmigo a cambio de un nicho.
--¡ni me lo recuerdes. Tengo náuseas al recordar eso. Espero que si es niño no se parezca a ti en nada¡
Él sonríe seductor y con cinismo dice:
--no tendrás ningún hombre como yo. Las náuseas son por el hijo que te hice ¡No puedes negar que tengo muy buena puntería!!
Manuela lo mira con asco. Lo quiere abofetear:
--¡¡eres un cerdo!!
Él le para la mano divertido. Ríe.
--no he venido aquí para que me insultes. Tu pa... Don Manuel me ha amenazado. Si no lo ayudo con tu problema me corta los huevos y sabes bien que eso sería una tragedia para todo el mundo.
Él la mira lascivamente. Ella le escupe en la cara. Él se ríe, se limpia con el brazo de ella y dice:
-- ¡¡Yo me quiero librar de esta presión!!
Ella lo mira con desprecio:
--¡¡yo no te quiero volver a ver!!
--y no me verás, si te cases con mi amigo. Luis te ama.
--¡yo lo odio!!
--él te podrá hacer feliz.
--¡yo no quiero ser feliz¡
Manuela no deja de golpearlo pero él sólo ríe.
-- si te cases con él, yo te regalo la casa de tu abuela.
A Manuela le brillan los ojos pero la idea de casarse con Luis le repugna. No dice nada. Miguel insiste:
--Peor de lo que están las cosas no estarán. Te obligarán a casarte con cualquiera y te quedarás sin nada. Y tu marido puede ser un hijo de puta. En cambio Luis es buena gente. Si no pones pegas, si te casas con Luis ya, mañana mismo si se puede, esa casa está a tu nombre
No piensa en nada. Sólo en que todo el que debió ser de su yaya, será para ella.
--De acuerdo.
Miguel sonríe feliz y saboreando la fortuna que caerá en sus manos. Le guiña el ojo seductor y se va. Manuela se acaricia el vientre y mirando la foto de su yaya piensa:
--lo hago por vosotros, será un gran sacrificio por amor.
[linked image][linked image]

avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.