capitulo 16

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 16

Mensaje  emilibalaguer el Lun Mar 25, 2013 11:22 am



[linked image]


[linked image][linked image]

Manuel, Luis y Miguel se han reunido en el notario. El hijo de Remedios firma, feliz, los documentos que lo convierten en el propietario de la mitad de los bienes de Manuel. Se siente un triunfador.
--que quede claro --sentencia el padre secreto de Manuela-- que no entrarás en posición de tus bienes hasta que mi hija se case.
--tranquilo, Manuela se casará cuando usted quiera --Luis.
Luis es una mezcla de sentimientos. Por un lado es feliz por su próximo casamiento con Manuela pero por otro se siente fatal por estar obligando a Manuela a casarse con él. Miguel abraza por el cuello su amigo:
--venga, deja esta cara. Tendrás la mujer que quieres para ti solo.
Luis mira su amigo triste:
--pero la obligan a casarse conmigo.
--¿y no eres hombre para conquistar el corazón de la mujer que amas? De oportunidades no te faltarán. Espero que las sepas aprovechar --Manuel.
--por mí no quedará. La felicidad de su hija no puede quedar en mejores manos. Yo le aseguro que daría incluso mi vida por ella --Luis.
--Este error de mi hija me ha costado muy caro y almenos me habría gustado que mis bienes estuvieran en manos del padre de mi nieto.
--Lo están. Yo fui el que chin... hice el amor con Manuela y fue su primera y única vez --Miguel con orgullo.
Manuel lo mira con rabia y después mira Luis sorprendido:
--¿y pues tú?
Con tristeza Luis dice:
--Yo conocí Manuela casualmente. Fue amor a primera vista. No tuvimos nada.
--y pues quizás ella contigo si se querría casar --le dice Manuel a Miguel .
--Mejor que no sepa los detalles. Su hija me odia tanto a mí como él. Esté seguro que si alguien la puede hacer feliz es él y no yo.
Manuel mira a Luis:
--ahora espero que tú no te hagas atrás.
--Yo me quiero casar con Manuela. Espero que ella me perdone, no quiero que me odie.
--Manuela no tiene opción. Debe estar contenta de casarse con un chico que la quiere de verdad a pesar de lo que ha hecho --Manuel.
--¿lo ves? tú eres feliz y hazla feliz a ella --dice Miguel para acabar con las dudas de su amigo.
Luis suspira enamorado.
--espero que tengáis razón.
--Ya verás como sí --Miguel muestra unos documentos-- estas son las escrituras de la casa de mi madre. Ya están a nombre de Manuela.
Manuel coge los papeles:
--no me puedo creer que Manuela se quiera casar con quién sea por una vieja casa pero bueno en su estado y con lo quería a su yaya... Su muerte la ha enloquecido.
El hombre entrega los documentos a Luis:
--ahora mi hija es responsabilidad tuya. Guarda tú estos documentos. Supongo que viviréis allá, así que también es ahora tu casa. Yo ya he hecho bastante, hasta que yo muera no veréis nada de mi dinero.
--No queremos su dinero. Yo trabajo. No los necesito --Luis.
Entonces el prometido de Manuela saca unas escrituras y se las da a Miguel :
--yo tengo dinero para mantener mi familia. No acepto regalos de otro hombre a mi futura esposa. Ahora mi casa es tuya.
Tanto Manuel cómo Miguel se sorprenden:
--pero yo ya tengo mucho dinero, no necesito más.
Luis además le entregue un cheque:
--esto es para cubrir el coste total de la casa.
--No, no. Esto es demasiado --Miguel.
--Yo no pienso vivir en una casa que no es mía. Si no es así no me caso --Luis.
--pues perfecto --dice Miguel sumando propiedades y guardando el cheque.
--en todo caso ahora tendríamos que rehacer las escrituras para que conste a nombre de los dos. Os casáis en separación de bienes. Así que perderías tu dinero --Manuel.
--esto es lo de menos. Esa casa es de Manuela. Ya me está bien así. No quiero que Manuela sepa nada --Luis.
Manuel pone su mano en los hombros de Luis.
--Mi hija se lleva una joya. Espero que sepa valorarte.
Manuel abraza a Luis que se muestra frío.
-- puedo volver a mi casa tranquilo. Entonces los tres tenemos secretos y los secretos quedarán entre nosotros Manuel.
Los amigos así lo afirman. Miguel no hace más que repasar la fortuna que ahora ha caído en sus manos.

[linked image][linked image]
[linked image][linked image]
[linked image]
[linked image]


Días después, en el registro civil de Olot, se celebra el casamiento de Luis y Manuela. Todo es muy frío menos la cara de enamorado de él. Es una breve ceremonia en la cual la novia, que va vestida de calle, no deja de mirar al suelo. Miguel está junto a su amigo devorando con los ojos a Mariana que agacha la cabeza ruborizada. Le asusta lo que sintiendo por aquel hombre. Antonia está junto a su hija. Manuel con Manuela mirándola bien amenazante. Luis firma los documentos enseguida. Manuela no se hace esperar. Luis suspira. La quiere besar pero la chica se aleja de él y se acerca a la puerta. No permite que la feliciten. Él la mira triste.
--Manuela...
Ella no se mueve pero tampoco se gira:
--sé que ahora me odias pero será tan fuerte mi amor que no te quedará más remedio que amarme cómo yo te amo a ti --Luis dulce.
Manuela deja la sala furiosa. Las felicitaciones las recibe Luis, primero de Manuel y después de Antonia.
--bienvenido a la familia --dice ella.
Luis va forzando una sonrisa.
--No le hagas caso a mi sobrina. Manuela se muy joven. Cree que sola todo lo solucionará. Es cuestión de tiempo que se dé cuenta que todo lo hemos hecho por su bien. Vuestro hijo os unirá --Antonia.
Luis se siente un poco triste hablando de aquel hijo ante Miguel. Los dos amigos se abrazan:
--te echaré de menos, ya no seremos compañeros ni de piso ni de trabajo. Te deseo mucha suerte. Sé que harás muy feliz a Manuela y serás el mejor de los padres para la criatura que viene en camino --Miguel.
Todos van saliendo. Mariana se quedó atrás porque quiere estar cerca de Miguel. Él se da cuenta y sonríe descaradamente. Se le pone detrás, engancha su cuerpo al de ella y le hace sentir todo su cuerpo. La siente temblar y esto lo divierte:
--¿no me das un beso, primita? --dice con cinismo.
A ella le gusta demasiado pero también le pone muy nerviosa. Opta por huir. Él ríe y sale. Manuela está ya en la calle, ante el coche de Luis. Está furiosa.
--¡¡vamos ya a MI casa!! --Manuela.
Luis mira a Manuel. El padre de Manuela ordena:
--no, os invito a comer. Tenemos que celebrar este momento.
Con mucha mala leche Manuela dice:
--¡yo no tengo que celebrar nada ¿Vienes conmigo o me tengo que ir sola?¡ --dice muy molesta mirando Luis.
El hombre no dice nada. Abre la puerta del coche. Ella entra muy molesta. Luis se disculpa con todos y se va. La tensión entre el matrimonio es evidente. Mientras conduce él intenta hablar de cualquier cosa pero ella le da la espalda. Mira a la ventana. Él no deja de hablar nervioso. Molesta ella le dice:
--¡quieres callarte de una vez!!
--lo siento, no te quería molestar --dice él triste.
--¡pues déjame en paz!!
El hombre continúa conduciendo en silencio. Manuela mira la ventana, llora. Luis sufre por el dolor de su mujer.
--que haya hecho bien, que no me tenga que arrepentir de esto, que ella me llegue a querer --piensa preocupado.

Manuel y Antonia se disponen a marchar a Barcelona. Mariana se ha quedado atrás. Miguel se le acerca por detrás. El perfume del atractivo hombre la deja ebria. Tiembla de deseo. Muy seductor él le dice:
--¿hoy también me dejarás con las ganas de hacerte el amor?
Ella, escandalizada y excitada, se va corriendo con su familia.
--ya caerás, ya caerás --dice divertido y mirando como ella se va girando para verlo.
Le guiña el ojo y ella hace que no lo miraba pero lo vuelve a mirar.
--será mucho divertir jugar a este juego él riendo.
[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]

Luis y Manuela llegan a la vieja casa donde vivía Remedios. Mientras Luis saca las maletas del coche, Manuela va a abrir la puerta. Antes de que entre, Luis va corriendo hacia ella y la quiere coger en brazos. La mira muy enamorado. Ella lo mira con muy mala cara.
--¡¿qué es lo que haces?¡ --dice ella con desprecio.
--seguir con la tradición ---dice muy dulce.
--¡imbécil¡ --dice ella entrando por su propio paso.
La chica entra emocionada.
--mi casa, esta casa es mía, al fin se ha hecho justicia. Ahora yo viviré aquí.
Él, que entra cargado de maletas, se alegra de verla contenta. Se acerca a ella y le acaricia la mano. Ella se aparta con rabia:
--¡¡no me vuelvas a tocar!!
--estamos casados --dice él triste.
Ella habla con mucho rencor que le hace mucho mal a él:
--¡¡pero no felizmente, te odiaré mientras viva. Cuando nazca mi hijo, cuando sea mayor de edad, me iré y no me verás nunca más!!
--¿porque no pruebas quererme... si haces un esfuerzo? --dice procurando que ella se dé cuenta de cuánto la ama.
Manuela es muy agresiva.
--¡no pienso querer a un hombre tan demente y tonto que se ha tenido que comprar una esposa. Así serás que ninguna otra mujer te ha querido y yo tendré que cargar contigo por obligación. Espero que me molestes lo menos posible!!!
Manuela se va a conocer su casa. Luis se queda sólo con los ojos llenos de lágrimas.
[linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.