capitulo 19

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 19

Mensaje  emilibalaguer el Miér Mar 27, 2013 8:32 am


[linked image][linked image][linked image]
Daniela está en la oficina. Tenía la esperanza que Luis fuera pero se angustia al ver que pasa el tiempo y no llega.
--Él es tan puntual. Siempre es el primero. Yo estaba segura que vendría. Si no dijo nada que se casaba es porque yo tengo razón y piensa venir, para él este matrimonio no vale. Lo ha hecho por mí. Seguro que lo ha hecho porque cree que no lo quiero y me la quiere devolver.
La mujer entra en el despacho de su jefe. Se sienta en su butaca y acaricia con deseo sus cosas. Tiene un nudo en la garganta.
--se ha casado. Se ha casado y no ha venido ¿y si está de luna de miel? ¿y si de verdad ama a su mujer y ahora está de luna de miel?
Pensar en esta posibilidad la atormenta.
--no, no puede ser. No puede ser. No tiene que ser así. Luis y yo hemos vivido tantas cosas juntos. Tenemos que acabar juntos. Seguro que tiene que ser así.
LA mujer está metida en sus pensamientos y no se da cuenta que entra Luis. Él llega hablando. No se ha fijado que su secretaria no está en su mesa.
--venga a mi despacho, Daniela, le tengo que dictar unas cartas --le dice a ella que está en su despacho.
Luis actúa como si fuera una máquina. No se ha dado cuenta que Daniela no está en su escritorio. Daniela se ha levantado y se acerca a él.
--¡has venido, has venido! --dice ilusionada.
Luis la mira extrañado:
--si, claro que he venido ¿porque no tenía que venir?
-- sé que te has casado.
Luis no mira a la mujer a los ojos, se muestra frío. Tiene una gran herida en el alma y no le gusta que le recuerden que se ha casado. Luis se sienta y dice serio:
--ahora no es momento de charlar. Tenemos mucho trabajo ¿lista para apuntar?
--un momento.
Daniela va corriendo a su escritorio para coger su libreta. Sonríe ilusionada y dice para sí:
--No es feliz. No tiene cara de recién casado. Lo sabía, sabía que su casamiento era una farsa. Ahora yo sólo tengo que tener paciencia. Seremos felices, al fin estaremos juntos.
Luis, que tiene muy mal humor, grita:
--¿vienes o qué?!!
[linked image]
Daniela va deprisa hacia él. Suspira enamorada. Luis no se da cuenta de nada. Le dicta las cartas y después le dice que ya se puede marchar. Ella se lo queda mirando. Sus labios son toda una tentación para ella. No se puede controlar. Lo escuchaba hablar y ella sólo miraba sus carnosos labios. Finalmente no se puede controlar y lo besa. Luis no responde y enseguida se la saca de encima:
--¿¡¡qué haces?¡
Ella se le engancha al cuello:
--darte un beso, tenía ganas.
Él se aleja de ella:
--¡¡no lo vuelvas a hacer!! Ahora soy un hombre casado!
Daniela sonríe:
--yo sé que tu matrimonio es una farsa.
--¡Esto no es verdad. Me he casado y muy enamorado!!
--¿Y por qué haces esta cara? No tienes precisamente cara de luna de miel.
--bien es que no he pasado muy buena noche, pero esto es normal teniendo en cuenta el estado de mi mujer.
--¿de qué hablas?
--que espera un hijo.
Daniela no se esperaba aquella respuesta:
--no puede ser.
--así es.
Luis ve el enojo de la mujer.
--lo siento. Yo...
Daniela lo abofetea, él la mira triste:
--¡esto por no decirme nada, por dejar que me ilusionara. Yo me pensaba que como mínimo me respetabas pero bien veo que te es muy igual lo que pueda sentir yo!!!
--esto no es verdad.
--¡calla, no me humillas más. Da por presentada mi renuncia!!
--mujer, no te tomes así las cosas --dice él acercándose.
Ella lo mira con rabia:
--¡no te me acerques, no te quiero volver a ver en toda mi vida. Te odio!!
Daniela se va muy molesta. Luis cae en su butaca, resopla:
--joder, veo que lo mío no son las mujeres. Las hago enfadar a todas dice triste.

[linked image]
Miguel llega a la casa de Manuela. Llama a la puerta. Le abre una chica rubia que no lo recibe bien.
--¡tú?¡ --dicen los dos.
Él la mira seductor:
--¿es que me sigues?
--¡me das asco!!
Divertido él dice:
--esto no lo decías cuando chingaste conmigo porque tu novio no te hacía sentir mujer.
--¡¡calla, calla!
--si claro --dice divertido-- a las putas no os gusta recordar lo que sois... pero yo soy una tumba. Así que cuando quieras podemos repetir.
--¡antes muerta¡ --dice la chica con odio.
--tú te lo pierdes --dice él burlón.
Miguel pasa sin que lo invite:
--así que continúas trabajando limpiando casas. Ganarías más haciendo de puta. No tendrías que hacer nada más de lo que ya haces y además cobrarías.
--¡te odio!!
Él le tira un beso divertido.
--¿quién era? --dice Manuela.
Miguel la mira sonriente. Ella se pone furiosa:
--¡fuera de mi mí casa¡ ¿¡Porque lo has dejado pasar?¡
La Chica se disculpa. Miguel dice:
--soy tu primo, no se trata así a la familia. A tu bebé no le gustaría saber cómo tratas a su ...
Manuela no lo deja seguir y pide a la chica que vuelva a la cocina. Ella lo hace, antes mira Miguel con deseo y odio. Él le guiña el ojo.
--ahora que estamos solos ¿no me das un beso? --dice él cínico.
Manuela lo abofetea y él ríe:
--ya te lo decía yo que ningún hombre no te haría tan feliz en la cama como yo. Si no te gusta como lo hace Luis, yo te puedo dejar satisfecha. Yo sí sé lo que le gusta a las mujeres. Ya te lo demostré --dice él seductor.
--¡¡fuera, fuera!!!
--no te pongas así. Le hará daño a nuestro hijo. He venido a ver Luis.
--¡¡Él no está!! --dice dándole empujones y sacándolo a la calle.
--ya marcho, ya marcho. Le tendré que dar unos consejos a Luis para que te haga el amor como te gusta. No puede ser que tengas esta cara de amargada... pero sí quieres...
La chica le cierra la puerta en los morros. Él ríe. Ella está furiosa.
--¡¡no quiero que ese cerdo vuelva a entrar en mi casa!! --dice la chica.
--sí, lo siento --dice la otra chica.

Miguel llega al despacho de Luis.
--Qué haces aquí?
--trabajando --Luís.
--¿y Daniela?
--no está. Ha dejado la empresa.
Miguel sonríe. Una mano la tiene en la espalda, con la otra juega con los bolígrafos de su amigo.
--seguro que es por mí. Ayer chingamos y claro ahora que ha probado la buena cama pues no tiene nada de ganas de volver a ti.
--¿te acostaste con Daniela?--sorprendido.
--sí, ayer me vino a buscar y se me desnudó así por las buenas. Ya sabes que me encanta que las mujeres se me regalen.
Luis se queda pensando en el beso que le ha dado, en los reclamos y no entiende a qué venía si se acuesta con su amigo.
--¿estás celoso? --Miguel.
--claro que no, sólo que me sorprende.
--Daniela es una mujer lista y sabe lo que le conviene. Por cierto --muestra una botella de cava que tenía escondida en su espalda-- tenemos que celebrar tu casamiento, aunque por tu cara y la de ella...
Luis se pone a la defensiva:
--¿¡has hablado con mi mujer?¡
--sí pero tranquilo que no le he tocado un pelo y no porque a ella no le haga falta. Mira que la tienes amargada. Sabía que eres malo en la cama pero no tanto. Ah no, que me contaste que eres impotente. ¿aún no te has curado?
--¡no seas bestia. Ella me odia no quiere que la toque!
--¿y a ti que te importa? Es tu mujer y te la puedes tirar siempre que quieras.
--eres un bestia. Las cosas no funcionan así. Si ella no me quiere pues no me quiere.
Luis muy triste, no mira a su amigo a los ojos. Miguel se sienta en la mesa.
--eres un imbécil. Así no llegarás a ningún lugar. Tu mujer no entenderá que tú eres el que llevas los pantalones si no te haces respetar.
--bastante he hecho ya imponiéndole mi presencia.
--le has hecho un favor.
--ella no lo ve así. Me odia. No la quiero presionar. Sólo espero que ella se dé cuenta que la amo y se enamore de mí.
--¿y mientras? Porque a Daniela ya no te querrá.
--pues mientras nada.
--no sabes nada de mujeres. Todas te toman el pelo. --divertido.
Luis está resignado a su soledad, esperanzado en el fondo pero deprimido.
[linked image][linked image]
[linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.