capitulo 24

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 24

Mensaje  emilibalaguer el Miér Mar 27, 2013 9:10 am


[linked image]

Luis abre los ojos. Un día más es una nueva ilusión. Se viste con la emoción de estar con Manuela, cada día espera que aparezcan cambios en ella.
--tengo que ser paciente, apenas nos acabamos de casar. No puedo esperar que confíe en mí tan pronto.
Mientras se viste, piensa en lo que puede hacer que le guste a la chica.
--hoy es domingo. Tengo una oportunidad para hacer del día de hoy un día inolvidable para los dos.
Baja contento. María y Manuela almuerzan juntas. Luis se muestra muy dulce con su mujer. Le quiere dar un beso en la mejilla diciéndole:
--buenos días, reina.
Ella lo rechaza con asco. Él sienta con ellas y, a pesar de no tiene servicio puesto, empieza a comer.
--¿¡estás tonto?! No me puedes tratar como si yo fuera...!! --Manuela.
Él interrumpe a su enfadada mujer y dice con cierta ironía:
--¿mi mujer?
--¡sabes que quiero decir. Además nos estás molestando. Nadie te ha dado permiso para que sientes. No puedes actuar como si estuvieras en tu casa. ¡ES MI CASA¡ si quieres almorzar ve a la cocina!
Luis sopla para no perder la paciencia. Se levanta.
--sí, lo siento. No me he dado cuenta, no te quería molestar.
--¡¡pues sólo con respirar ante mi ya me molestas!! --Manuela.
Triste pero sin dejar desanimarse dice:
--cómo que hoy es domingo he pensado que podíamos hacer algo especial... no sé, ir a los volcanes.
--¡estoy embarazada y tú quieres que suba un volcán?¡eres idiota¡
--se puede ir en coche o los podemos ver desde abajo.
--¡¡Desde abajo ya he visto el del cementerio y me parece un horror, además contigo no iría a ningún lugar!!
--pero es que te conviene salir, no puedes quedarte todo el día encerrada.
--¡y tanto que saldré pero no contigo. María y yo ya hemos quedado. ¿verdad que sí?
A pesar de que no es verdad, María dice que sí.
--¿y no os puedo acompañar? --él.
--¡¡claro que no!
Suena el móvil de Luis:
--perdona --dice cogiendo la llamada.
--hey, Miguel, tío, ¿qué pasa?
Manuela se levanta muy molesta. Para sorpresa de Luis le toma el móvil de las manos y corta la llamada.
--¿¡pero qué haces¡? estaba hablando.
--¡¡en mi casa no se habla con el desgraciado aquel!!
Luis está perdiendo los nervios:
--¿te estás pasando, no?!
Manuela lo mira con odio. Entonces él se calla y se va arriba desesperado. Llama a Miguel encima de su cama.
--¿qué ha pasado, tío, me has cortado? --Miguel.
--No --nervioso--la cobertura que ha fallado.
--¿no debe de ser que la bruja de tu mujer me ha cortado porque no quiere que hables conmigo?
--claro que no, Manuela no haría nunca una cosa así --dice triste--además no quiero que hables así de ella.
--no sé porque me pienso que me estás mintiendo y es que yo de esa me lo espero todo.
--pues te equivocas. Cada vez es más simpática --dice con un tono de voz nada convincente.
--¡así pues ya habéis chingao¡ --dice Miguel con cara de degenerado.
--claro que no. Ya sabes que a mí no me gusta ir tan rápido.
--pues ya que la bruj... tu--con ironía-- simpatiquísima esposita se encuentra de buen humor, os invito a pasar el día en mi casa. Me he comprado una finca impresionante no muy lejos de aquí. Es increíble, tiene caballos y un lago y todo. Seguro que en plena naturaleza se te abre de piernas.
--eres un bestia.
--dilo cómo tú quieras pero que lo haces lo haces.
--no me parece buena idea. Ella no querrá.
--¿No será que tienes miedo que ella me prefiera a mí?
--¡eres un cerdo¡ --dice molesto.
--tío, era una broma ¡ que humor, necesitas chingar ya¡ Es que te tienes que espabilar. Si Manuela no tiene nada que ocultar, si no le gusto, pues no veo porque le tiene que molestar venir a mi casa. Soy tu mejor amigo y si tú no tienes miedo que a ella le atraiga yo sexualmente...
Miguel habla en tono de creerse un triunfador. Está seguro que todas lo desean y Manuela no es la excepción. Esta es el gran miedo de Luis:
--¡yo estoy muy seguro de mi mujer, yo le haré la invitación pero no sé si querrá venir y no por lo que tú piensas! --dice inseguro.
Miguel sonríe :
--no te enfades y si no quiere, pues vienes tú solo. Venga, anota la dire.
Luis busca papel y un lápiz y anota la dirección. Después se despiden.
--te espero --Miguel.
--lo intentaré pero no te prometo nada.
--y si viene la golfa de María, mejor --dice con cara de pervertido.
--no tienes remedio
--me gusta disfrutar del bueno de la vida, no pierdo el tiempo como tú.
--bien, ya nos veremos.
[linked image]
[linked image][linked image]

Luis va bajando las escaleras nervioso pensando en la mejor manera de hacer la invitación a Manuela.
--que diga que si, que diga que sí, que toda su amargura no sea porque está enamorada de Miguel y le da rabia que él no se haya querido casar con ella.
Manuela se pone de mal humor cuando ve que su marido vuelve:
--¿tú aquí?
--vivo aquí --Luis.
--¡para mi desgracia y espero que no pienses pasar todo el día detrás mío!!!
--no, Miguel ha llamado, nos ha invitado a ir a una finca. Podemos ir tú y yo.
--¡ni loca que estuviera, yo sola con los dos peores hombres del mundo!
Manuela habla con rabia, él tímido y dulce.
-- si quiere puede venir María.
A María le brillan los ojos, quiere ir pero Manuela contesta por ella:
--¡no, no quiere ir¡
Luis acerca a ella:
--pues a mí me parece que si quiere, ¿verdad? ¿Quieres ir, María?
María quiere decir que sí pero por la cara de Manuela no se atreve.
--¡ya te he dicho que no quiere ir! --Manuela.
--¿que no me lo puede decir ella? --Luis.
Los dos miran a María.
--venga, María ¡Di que no quieres ir¡ --Manuela.
María dice que no pero es evidente que lo hace presionada por Manuela.
--ve a la cocina --le dice Manuela.
María se va y el matrimonio se queda solo.
--¿tú no te vas?¡ hazme el favor de librarme un día de tu nefasta presencia!!
--¿porque no quieres ver Miguel, es que te gusta demasiado?
Para hacerle mal, Manuela le dice:
--¡¡pues sí, cada vez que lo veo me muero de ganas de hacer el amor con él. Fue el mejor día de mi vida y cada vez que lo veo deseo que me vuelva a llevar a la cama así que si no quieres tener la cabeza muy adornada de cuernos, aléjalo de mí porque no me podré resistir!!
Luis mira a su mujer muy herido. Tiene los ojos lagrimosos. Ella lo está desafiando.
--bien, ¿satisfecho? ¡es lo que querías saber, no? ¡Pues ya lo sabes¡ ahora déjame en paz¡
--¿te querías casar con él? --pregunta triste.
Manuela habla con mucho desprecio. Se quiere mostrar como la peor de las mujeres para fastidiar a su esposo.
--¡¡claro que no. Yo lo que quiero es echar un polvo con él. Me lo chingaría a todas horas. No puedo dejar de pensar en él y por eso no lo quiero ver!!! Verte a ti me provoca asco pero verlo a él me provocan ganas de estar todo el día en su cama!!
Luis la mira decepcionado, se va muy triste. Se va a la calle. Manuela disfruta por el dolor de su marido pero siente asco de sus palabras. Llora. Siente asco de sí misma por haber sido de él.
--¿cómo le he podido decir tantas mentiras? espero que no le diga o no me podré sacar de encima. No sé cuál de los dos es peor. Almenos Luis es consciente que es un imbécil y actúa como tal pero el otro se cree que es un premio para cualquier mujer cuando es el hombre más asqueroso del mundo. Se me revuelve el vientre de sólo de pensar que me tocó. Espero no tenerlo que ver nunca más, ni loca dejaría que me volviera a tocar.
portada.jpg
Miguel se encuentra en su finca. Se baña en el lago. Llega Daniela.
--sabría que vendrías --dice él seductor.
--he venido por Luis. ¿dónde está?
--ahora viene pero no digas mentiras. Yo sé que has venido por mí.
Miguel la mira muy seductor. Sale del agua completamente desnudo y así se mueve.
--¿te puedes tapar? --dice ella molesta.
--¿qué pasa. Te gusta demasiado lo que ves? Tú y yo ya no tenemos secretos. Hemos hecho el amor.
--no me lo recuerdes. Toma o me voy --dice ella pasándole una toalla.
Él se cubre mirándola muy seductor:
--bien, mejor me tapo. Si no te puedes controlar... tampoco es cuestión que me violes.
--te crees el mejor, ¿eh? --dice ella molesta.
--lo soy. Ninguna mujer que ha chingado conmigo me puede olvidar. No me digas que a ti no te pasa porque sé que es una gran mentira.
Él la abraza. La mira con cara de pervertido:
--venga, no te hagas la dura si lo estás deseando.
Ella lo abofetea:
--¡y cómo veo que Luis no viene me voy¡
--pues tú lo pierdes.
Miguel no pierde la sonrisa. Se saca la toalla, se queda desnudo seguro que otra querrá disfrutar de ese cuerpo.

Luis conduce desesperado. No deja de llorar pensando en las palabras de Manuela. Se pone las manos en la cara para secarse las lágrimas y no ve un coche que sale de una calle que atraviesa la que está y se le tira encima. El choque es muy fuerte. Luis queda como muerto.
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.