capitulo 25

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 25

Mensaje  emilibalaguer el Miér Mar 27, 2013 9:18 am

[linked image]

[linked image][linked image]
Miguel, desnudo y sonriendo con cara de pervertido, ve como una muy enfadada Daniela va saliendo. De pronto, Daniela sufre un desvanecimiento. Es como un mal pálpito que tiene. Miguel corre, la coge y la ayuda a sentarse en una roca.
--esto es el destino que no quiere que salgas de mi casa.
Ella está como mareada:
--yo no me quiero quedar aquí, tus chicas de servicio parecen prostitutas.
Miguel sonríe con cara de pervertido:
--no lo parecen, lo son. Así hacen el trabajo en la casa y a mí.
Miguel ríe y ella lo mira con asco.
--¡eres un cerdo! yo me voy.
Daniela quiere levantarse pero Miguel no se lo permite.
--Estás pálida. Ahora llamo para que nos traigan algo.
--no sé que me ha pasado. Nunca me había pasado nada igual.
--esto es que tienes demasiadas ganas de estar conmigo.
Ella lo mira con rabia:
--¿es que no te puedes tomar nada en serio?
--si es cuestión de mujeres no.
--dime una cosa, ¿de quién es todo esto? Porque que yo sepa no tienes donde caerte muerto y tampoco conoces nadie tan rico.
--he tenido un golpe de suerte pero no hablemos, podrían hacer cosas mejor.
A ella no le gusta nada ni que esté desnudo ni la cara de sátiro que pone. Miguel se muestra tranquilamente desnudo ante las chicas del servicio. Le gusta que lo vean, siente que merece ser admirado. Después de beber algo muy caliente, Daniela ya se encuentra mejor.
--esto de hacerme venir aquí diciendo que Luis me esperaba era mentira ¿no?
--no, no... yo había quedado que él vendría, supongo que la histérica de su mujer no ha querido.
Daniela siendo muchos celos pero se da cuenta que es la mejor ocasión para averiguar lo que quiere.
--dime una cosa ¿por qué se ha casado? yo no lo veo feliz.
--no es una cosa en la que yo me tenga que meter.
--pero tú eres su mejor amigo, tú bien tienes que saber todo. ¿Cuál es el misterio de este casamiento? Él no la quiere ¿verdad?¿Es cierto que esa espera un hijo? seguro que lo hizo para atraparlo, pobrecito Luis. Se ha tenido que casar a la fuerza.
--pues ha estado al revés.
--no te entiendo.
--es que ella tiene 17 años y claro sólo se quería divertir, que alguien le enseñara a hacer el amor. El embarazo fue un accidente. Ella no se quería casar pero él sí y la familia de ella la obligaron. Ella lo detesta pero él está muy enamorado.
--no me puedo creer que Luis se metiera y de una manera tan irresponsable con una criatura.
--él está muy enamorado. Esta es la verdad, así que no pierdas más el tiempo. Ven conmigo, te lo pasarás muy bien.
Miguel la agarra de la mano y la mira muy seductor invitándola a ir al lago. Daniela se siente muy herida y, para desahogarse, se queda desnuda ante él que la mira y traga saliva. Él la mira con cara de degenerado y la coge de la cintura. Se meten en el agua. Se besan y justo cuando están a punto de hacer el amor llaman al móvil de él. Está junto a la ropa, cerca del agua. El tono es muy alto para que pueda oírse pero ahora a Miguel no le interesa. No hacen caso, pero insisten.
--cógelo. Tiene que ser importante.
--ahora no, ahora no --gime él explorando el cuerpo de la mujer.
--es que así no me puedo concentrar --dice ella apartándose.
Miguel sale del agua molesto y con aquello en todo su esplendor. Coge la llamada muy molesto. El rostro se le desencaja cuando le dicen lo que pasa. Daniela se da cuenta que algo ha pasado. Sale y se acerca a él envolviéndose en la toalla de Miguel.
--¿qué es lo que pasa?
Miguel la mira lloroso y se empieza vestir a toda prisa:
--me han llamado del hospital. Luis ha tenido un accidente.
Daniela siente que se le va la vida.
--¿Y está bien?
Miguel se sube la cremallera de los jeans:
--venga, vístete a toda prisa. Tenemos que ir al hospital.
Los dos están muy angustiados.

Rosario se encuentra hablando por teléfono con Sergio.
--¡no me puedes hacer eso, yo espero un hijo tuyo. No me puedes salir con que no vas a volver a mí casa. ¿para eso querías un hijo?¿para abandonarlo?
Desde el foro de grabación, el guapo actor defiende su punto de vista.
--claro que no. Yo quiero ser padre, nunca voy a abandonar a mi hijo.
--¡pues no parece¡
--es que ahora mí hijo no me necesita y yo no te quiero aguantar a ti.
--¿¡pero cómo te atreves?¡
--¡es que siempre que vengo me reclamas y ya estoy harto, para tener a una mujer que se crea con derechos a mí y me reclame me hubiera casado cono una mujer que yo eligiera¡
Rosario llora desesperada:
--¡eras un egoísta¡¡yo lo he dejado todo por ti, he dejado mi tierra, mí familia. Te voy a dar un hijo y tú ¿así me lo agradeces?
--¡es que tú sabías como están las cosas y lo aceptaste. Yo no quiero que me hagas dramas así que mejor no nos vemos más¡
Rosario le suplica:
--no me hagas esto ¡no me dejes sola¡
--Es lo mejor, ya te he hecho cita con el mejor especialista del país para que te atienda durante el embarazo. Nos veremos directamente en la consulta. Te iré pasando todos los meses un talón y te acompañaré a todos los chequeos. Así marcaremos distancia entre los dos. Sólo soy el padre de tu hijo y nos veremos sólo para eso!
Sergio cuelga. Rosario, pero, se llena de esperanza.
--almenos lo veré al médico, lo podré ver.
Sergio se siente muy incómodo:
--espero que Osvaldo se acueste con ella pronto o no voy a aguantar esto mucho tiempo.
A lo lejos ve a Silvia que lo está mirando con deseo pero cuando ella ve que él la mira se va. Sergio se siente deseado y le gusta.
[linked image]
Alguien llama al piso de Rosario. Va a abrir ansiosa. Se pone triste al ver que es Osvaldo.
--¿¡usted aquí otro vez? ¿Es que Sergio ya no piensa venir? ¿Se le ha olvidado que tenemos un hijo?
--hoy he venido por él, me quiero disculpar por mi comportamiento de la otra vez. Ya no tengo las llaves, vengo como amigo.
Rosario lo mira molesta:
--usted y yo no somos amigos y no quiero que lo seamos.
--de catalán a catalán, yo hago mucho años que no voy a mi tierra.
--es verdad, no me había dado cuenta. ¿de dónde es?
--Soy de Cadaqués. Me llamo Osvaldo.
--No es un nombre catalán.
--bueno, mi padre era argentino pero se enamoró de una catalana.
--y usted...
--¿porque no me trates de tú?
--de acuerdo ¿quieres tomar algo?
--por favor.
El chico pasa con cierta timidez. Está feliz ahora que Rosario ya le habla mejor.

Nuevamente en Olot, María le dice a Manuela que Miguel ha llegado y que la quiere ver. La mujer de Luis se pone en tensión al escuchar este nombre.
--¡¡he dicho mil veces que no quiero hablar con este hombre?¡échalo a golpes de escoba si se necesario!!
Manuela tiene miedo que Luis le haya contado lo que hablaron. Le asquea que Miguel pueda pensar que le gusta. María habla con miedo:
--es que tiene muy mala cara, parece que ha pasado algo. Lloraba.
--lástima que no se haya muerto.
--¿lo hago pasar?
--¡no, ahora voy!
Manuela lo va a recibir en la puerta mucho antipática y brusca:
--¡suelta lo que quieres y largo de mi casa!!
Triste como un animal herido, Miguel dice:
-- Luis ha tenido un accidente. Está en el hospital.
Con mucha indiferencia Manuela pregunta:
--¿ha muerto?
Miguel la mira muy sorprendido.

Osvaldo y Rosario están juntos en el sofá. Ella bebe agua y él una cerveza. Cada vez le cuesta más disimular como le gusta aquella mujer. Aunque siente culpa por la propuesta de Sergio la mira y sonríe feliz:
--me gusta --piensa-- me gusta mucho y yo sí la respetaría. No lo hago por Sergio, lo hago por mí porque es lo que quiero hacer.
--entonces pues ¿Sergio no piensa venir? ¿Es que te enviará a ti siempre?
--no, hoy he venido por mi cuenta. Creía que ya se veía claro porque no he venido con llaves.
--¿y entonces porque has venido?
--ya te lo he dicho, porque me hacía gracia hablar con una catalana. Tú estás sola, no tienes amigos. Podríamos salir juntos.
--soy una mujer comprometida.
--no es verdad. Sergio no quiere nada contigo.
Rosario se molesta mucho. Se levanta y dice:
--si piensas que porque soy una mujer sola y embarazada me abriré de piernas a cualquiera ¡¡ya te puedes ir¡¡
--no, no. Yo sólo quiero ser tu amigo --dice él avergonzado
--mira, será mejor que marches y que ¡no vuelvas!
--pero...
Rosario lo echa y de muy mala manera. Él se queda muy triste. Se disculpa y se va. Rosario llora de rabia.
--maldito seas, Sergio, maldito!! --dice mirando una de las muchas fotos de revistas de él que siempre la acompañan

--¿ha muerto? --repite Manuela.
Miguel está perplejo por la frialdad de la chica.
--no, no ha muerto pero se ha roto el fémur. Tendrá que estar un tiempo inmóvil y la recuperación será larga.
--qué pena --dice con ironía.
--te he venido a buscar para que vengas conmigo.
--¡¡lo llevas claro!
Los dos se miran con rabia.
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.