capitulo 28

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 28

Mensaje  emilibalaguer el Miér Mar 27, 2013 9:42 am



[linked image][linked image]
Manuela recibe un paquete por mensajería urgente. Lo abre sorprendida. María es la que está más emocionada.
--¿de quién es, de quién es?¡ --pregunta María ansiosa.
María queda maravillada al ver que hay un collar que es muy fino y caro. Manuela lo recibe indiferente.
--¡¡son esmeraldas !!esto debe de haber costado un ojo de la cara ¡¡qué suerte¡ --María.
Manuela le presta más atención a la tarjeta que acompaña la joya:
"te regalo esta joya para que veas cómo te amo y que me gustaría que nuestro matrimonio fuera de verdad, te ama Luis"
Manuela se enfurece. Le arranca a María el collar que ya tiene en las manos.
--tú sí que tienes suerte qué joya de marido --dice María que no entiende el enfado de la chica.
Muy rabiosa Manuela irrumpe a la habitación de su marido, que escucha música, y le tira el paquete que ha recibido encima, le hace daño en la zona genital.
--pero ¿qué te pasa? ¿¡Estás loca?¡ --se queja él con una mano acariciándose esa delicada zona lastimada.
--¡¡loca habría de estar para joder contigo por mucho que me regales joyas tan caras!! ¿¡en esto te gastas el dinero de nuestro hijo?¡¡ ¡¡encima que vives de arrimado en mi casa tiras el dinero de esta manera¡¡vergüenza te tenía que dar, tenía mal concepto de ti pero es que con esto te has lucido¡ ¡eres idiota¡
--¿De qué hablas?¡ ¿porque te has comprado esta joya tan cara? ¡no esperaba que fueras una chica superficial!!
Él está decepcionado, molesto. Ella furiosa.
--¡¡me la has enviado tú no digas tonterías¡
--¡¡yo no te he enviado nada, si casi ni salgo!!
--¡¡tú lo has dicho casi y ya que estás tan bien pues quiero que vuelvas a tu cuarto de arriba!!
--Manuela, al menos espera a que pueda poner el pie en el suelo --le suplica triste, molesto pero no levantando la voz.
--¡es que no te soporto ¿ porque me has tenido que comprar esta joya? ¡ eres un cerdo¡ ¿en qué idioma te tengo que decir que me das asco, chingar contigo sería como tener encima miles de ratas y serpientes¡
Pone cara de ir a vomitar. Luis la mira lloroso:
--¿porque me trates así, no has comprado esto?
--¡me tienes harta, deja ya tus mentiras, tú sabes que me lo has enviado¡
Luis se pone celoso Se incorpora en la cama para mirar el envoltorio
--¿quien te lo ha enviado¡ quién?¡ --grita cogiendo la chica del brazo que estaba cerca de la cama.
La chica le da un pequeño empujón y se aleja de él:
--¡eres un cínico me envías esta joya con una tarjeta diciendo que quieres chingar conmigo y ahora lo niegas ¡
Luis busca sus muletas para levantarse.
--¿¡porque otro hombre te envía joyas, que le has prometido?¡ --molesto.
--¡a mí no me haces una escena de celos, ¡descarado¡ ningún hombre me enviaría una joya al nombre de mi marido para que mi marido chingue conmigo, quizás no lo has enviado tú pero seguro que le has dicho al desgraciado de amigote que me la compre, sois tan para cual¡
Luis mira la tarjeta y reconoce la letra de su amigo:
--¿¡si fuera él si chingarías con él, no? --con celos.
Manuela está demasiado furiosa para fingir:
--¡¡claro que no, los dos sois peores que ratas !!
Luis se muestra confundido.
--¡pero tú me dijiste que te gustaba él¡
Manuela siente asco al recordar ese día, por eso no soporta que se mencione a Miguel. Habla con mucho rencor:
--¡¡tú sabes que él me obligó a chingar con él, sino nunca lo habría hecho. Pero escúchame bien, sólo a la fuerza chingaría de nuevo con él o contigo ¡que no se te olvide¡ y regala esta joya a una prostituta que acepte joder contigo sólo por dinero, porque ya veo que de otra manera es imposible que estés con una chica!!
Luis sonríe. Está contento porque se da cuenta que a su mujer no le gusta en Miquel y porque rechaza la joya.
--¿¡y se puedes saber de qué te ríes ? eres un imbécil¡ --dice ella con desprecio.
Luis coge la joya y dice:
--yo esto lo he comprado no lo quiero para nada.
--¡pues mételo por el ¡
Luis no deja que acabe la frase y con cierta ironía dice:
---hey, hey cuidado con lo que dices que estás embarazada, no le des mal ejemplo a nuestro hijo.
--¡es mi hijo¡
Luis sonríe divertido:
--antes has dicho nuestro hijo.
--¡¡mentira!!
--sí que lo has dicho --dice sonriente.
--¡¡vete a la mierda¡
La chica va a salir molesta pero él el llama.
--¿y ahora que quieres?¡ --ella.
El hombre, sentado en la cama sin llegar a levantarse, le tira el collar para que lo coja pero ella no se mueve y cae al suelo:
--¿¡qué haces?¡ --ella.
--¡esto no es mío, no lo he pagado yo. No lo quiero¡
--¡pues yo menos¡
--¡pues haz el que quieras con él¡
Manuela lo recoge y mira desafiante a su esposo:
--¿de verdad no te importa lo que haga con esta joya?¡
--ya te he dicho que no.
--¡muy bien, pues la pienso regalar a gente que haga algo útil con ese dinero¡
--¡a ver si es verdad¡
Los dos se miran desafiantes. Ella se va muy furiosa. Él sonríe con ternura:
--mi Manuela, ¡cuánto te amo¡ si algún día dejaras de pelear conmigo y me dejaras demostrarte todo lo que te amo...
El chico se abraza a la almohada y suspira pensando en la chica. Después mira la tarjeta y sonríe por la ocurrencia de Miguel:
--le he de estar agradecido. No es mal tío y gracias a él he descubierto que Manuela sí es la chica que yo pensaba.
Coge el móvil para llamar su amigo pero finalmente piensa:
--que sufra un poco, también se lo merece. Mejor me espero a ver que hace a Manuela con la joya







María ha acompañado a Manuela hasta un Santuario que hay en pleno pueblo.
--es aquí.
--¿aquí es la famosa virgen de Tura? --Manuela.
--sí, nuestra patrona. Pero me pensaba que no te gustan las iglesias.
--pero este es un caso especial. Entremos.
Manuela pide hablar con en cura y pone en sus manos la joya, que le han enviado, para sorpresa del sacerdote y María.
--¿pero qué haces? --María.
--hago una donación --Manuela.
--es una broma ¿no? No puedo aceptarla, a saber de dónde viene --cura.
--esta joya me la ha regalado mi esposo, lo puede llamar si no me cree. Es Luis Sanxís.
--si lo conozco, nos da fuertes donativos.
--¿así? --Manuela sorprendida.
--sí, ¿,no lo sabía? --cura.
--No, pero esto no importa. Ya sabe, cura, como son los hombres. Me ha regalado esta joya para hacerme contenta pero es que yo no la quiero. Me gustaría que usted la vendiera y repartiera el dinero en quien más lo necesitara.
-- así será.
El cura se despide de las dos chicas feliz. María casi se desmaya. Cuando sale dice:
--¡no me puedo creer lo que has hecho vale una fortuna¡ el señor se va a enfadar. Le has hecho perder mucho dinero, debiste dejar que la devolviera.
--¡ya le está bien a ese imbécil por tirar el dinero ¡
Manuela se va satisfecha, segura que ha hecho enfadar a su marido
[linked image]
[linked image]
[linked image][linked image]
[linked image]
El sacerdote llama a Luis para confirmar la donación.
--¡¡lo ha hecho, lo ha hecho¡ --piensa Luis feliz.
--¿y pues?
--si, sí. Estoy al tanto de todo, puede hacer lo que quiera con ese collar.
Muy contento, después de colgar al sacerdote, Luis llama a Miguel. Quedan para verse. Se ven en una plaza. Se abrazan. Miguel lo ve tan feliz que no tiene ninguna duda:
--sí que ha ido rápido la cosa. Se te nota en la cara ¡qué polvo que le has echao a esa tía ¿ eh? --dice con complicidad-- ¿volvemos a ser amigos? Explicarme los detalles.
--quiero agradecerte lo de la joya.
Miguel sonríe orgulloso de sí mismo.
--no hay de qué. Es que tienes que hacer caso al experto. Si me hubieras hecho caso, habrías chingao con ella desde el principio.
Luis sonríe y dice:
--pues te equivocas. Me lo ha tirado por la cabeza y me ha dicho que nunca joderá conmigo.
Miguel queda desconcertado:
--¡esto no puede ser ¡
Luis está muy contento.
--ya te lo decía yo que Manuela era diferente
--bueno, entonces devuélveme la joya. Si ella no la quiere otra sí la querrá y yo la aprovecharé.
Luis sonríe:
--era de Manuela y a mi nombre, yo le he dicho que hiciera lo que quisiera con ella, que era suya. La ha llevado a una iglesia como donativo.
Miguel no da crédito a lo que oye.
--¿¡¡qué?¡ ¡¡esto no puede ser?¡ ¡te ha mentido¡
--me ha llamado el padre Anselmo para confirmarlo.
Miguel se lleva las manos a la cabeza.
--¡¡pero es que valía un ojo de la cara¡
--yo ya te decía que no todas las chicas son iguales.
Aunque Miguel está contento por volver a ser amigo con Luis, se siente herido en su orgullo. No le gusta haberse equivocado.
--no te lo tomes así, nadie lo sabe todo --Luis burlón.
--yo sí. Lo sé todo en mujeres pero es que esta tía es muy rara.
Luis sonríe enamorado.
--yo siempre te he dicho que era especial.
--pues para ti que eres de un cursi... Por cierto ¿por qué tan contento, ya te habla mejor ?
--no, cada vez peor.
--¿y pues?
Luis está contento, no lo puede evitar, sonríe enamorado.
--eres un loco.
--esto mismo me ha dicho ella contento.
--vaya es inteligente--- dice Miguel con ironía.
Luis no deja de suspirar enamorado pensando en Manuela.


avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.