capitulo 29

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 29

Mensaje  emilibalaguer el Miér Mar 27, 2013 9:50 am

portada.jpg

Daniela está en casa de Miguel. Ya se ha acostumbrado a ir a la finca de él para hablar de Luis. Se bañan desnudos en el lago y acaban haciendo el amor. Después ella se siente culpable pero echa mucho de menos a Luis y almenos Miguel la ayuda a desahogarse. Ella sale del agua y empieza a vestirse triste. Miguel sale totalmente desnudo, yace en el suelo seductor. Con los brazos bajo la nuca haciéndole de almohada. Está encantado de sí mismo.
--ya te lo decía yo que una vez probaras la miel no querrías otra cosa. Ahora ya no podrás estar con otro y menos con el soso de Luis. Es normal, todas se vuelven locas por mi una vez me han probado.
Ella lo mira con desprecio:
--¡eres un cerdo!
Él ríe con cara de pervertido:
--pero te gusta mucho chingar conmigo.
--es que eres el único hombre que ahora tengo disponible.
--esto no es verdad, cualquier hombre estaría loco de hacérselo contigo y si tú me eliges a mí es porque sabes que soy el mejor. Soy un volcán en erupción.
--añoro la ternura de Luis.
--¿y porque me buscas a mí? porque él no te hace gritar tanto.
--tú sabes que Luis no me quiere ver. Tú y él volvéis a ser amigos ¿cómo lo ves? Hace meses que no lo veo ¿ya le van mejor las cosas con su mujer?
--ya sabes cómo son las mujeres embarazadas.
--pero ¿él la ama?
--te he dicho mucho veces que sí. No pienses en esto. Tú me tienes a mí. No me niegues que te gusto y mucho.
--vengo contigo porque me gusta saber de Luis.
--pero hoy no me has preguntado por él, has venido directamente y me has violado --dice pícaro y orgulloso de sí mismo.
--es que hoy...
--necesitabas un buen polvo y yo te lo he dado --la interrumpe él muy sensual.
--eres un cerdo. No soporto tu cara, que te creas el mejor.
Él sonríe con orgullo y dice:
--si todas las mujeres me buscan será por algo, yo no me tengo la culpa de ser un vicio para vosotras.
Daniela que ya se ha acabado de vestir dice:
-- yo ya me voy.
--si claro ---dice él con orgullo-- ya te he dado tu premio y te vas feliz.
--ahora sí, ¿cómo se encuentra Luis?
--pues bien, con una mujer que ama pero que es una amargada. No sé cómo no la ha estrangulado.
--¿y la pierna, ya anda sin muletas?
--¡¡uy no... ni siquiera puede poner el pie en el suelo todavía¡¡
--todavía ¿no?
--No, le dijeron cuatro meses. Todavía tiene por unos días. Después le espera bastante tiempo de recuperación.
--así que vivirá casi todo el embarazo de su mujer herido, pobre. No podrá compartir estos momentos con ella.
Miguel continúa desnudo en el suelo, no dice nada. Sólo sonríe mirando la mujer que cada día le gusta más.

[linked image]

Por su parte, Manuela, que usa ropa más ancha, se dispone a salir con María. Se sorprende al ver que Luis está apunto de salir.
--¿te vas?-- Manuela.
--claro, contigo.
--ni hablar¡
Él la mira suplicando:
--no seas así. Yo quiero compartir el embarazo contigo. No me dejas hacer nada, no puedo comprar cosas al niño, no quieres que venga contigo al médico, no me enseñas las ecografías. Yo quiero ver la cara de mi hijo.
--¡mi hijo no es nada tuyo así que ante mí no tienes que hacer el papel¡
Él la mira dulce y triste a la vez.
--sí. Lo es. Yo lo siento mío porque te amo y lo quiero a él por eso¡
Luis acerca la mano para tocar el vientre de su mujer pero Manuela le da un golpe y le dice:
--¡no me toques¡
Luis la mira lloroso:
--quiero sentir el niño, por favor.
--¡no!
Las chicas salen y Luis con sus muletas y bien despacio las sigue. Manuela se gira y le dice:
--¿eres sordo?¡¡ no vienes conmigo¡ ¡no quiero compartir mi hijo contigo. Además, todavía estás convaleciente. Serías una carga para mí!
--pero es que no quiero que vayas sola como si no tuvieras marido.
--¡no voy sola, voy con María y todo el mundo sabe que tengo marido, que me obligaron a casarse con él¡
Manuela se quiere ir pero Luis le suplica:
--deja que venga hoy. Sólo hoy.
Ella lo mira con enojo:
----¿¡pero qué manía te ha cogido en querer venir precisamente hoy¡?
--es que he hablado con tu médico. Sé que hoy sabrás el sexo de la criatura --dice con ternura.
Manuela lo abofetea con rabia. Luis se tambalea, casi pierde el equilibrio, de hecho se le cae una muleta. Luis está triste por el odio de Manuela. Con pena y a pesar de que Manuela le dice que no lo haga, María recoge la muleta a Luis que se lo agradece triste. Manuela se enfrenta a él:
--¿¡porque lo has hecho?¡¡no tienes derecho a hablar con mi médico, no te metas a mis cosas¡
--es que quería saber cosas de tu embarazo.
--te prohíbo. No quiero que hables con el médico. Si vuelves a hablar con él no volverá a hacerme una revisión.
Luis se lleva las manos a la cabeza desesperado:
--¡no puedes poner en peligro la vida de la criatura que llevas dentro¡
--¡¡si le pasa algo a mi hijo será culpa tuya¡ --le escupe con odio.
Manuela hace intención de marchar. Triste Luis, la llama. Ella lo trata con mucho desprecio.
--¿¡y ahora qué quieres? ¡¡Me harás hacer tarde¡
--¿hoy me enseñarás la ecografía y me dirás el sexo del bebé? --le suplica.
--¡¡no y espero que sea niña y que no sea un macho desgraciado como tú y tu amigo¡
Manuela se va. María se despide de Luis con pena. Luis cae al sofá triste. Llama a Miguel. Éste, que continúa tomando el sol desnudo, se asusta por su tono de voz:
--¿te encuentras mal? ¿Qué te pasa?
--¿puedes venir a casa?
--si claro, pero no me asustes ¿que te ha pasado?
--no es nada, pero quiero verte --dice triste.
--quedamos en el bar, lo digo por tu mujer.
--ella no está ¿todavía tienes copia de la llave?
--si claro, me la quedé como me pediste.
--así no me tendré que levantar ---dice desanimado.
Miguel se ha quedado preocupado y se viste corriendo.
[linked image][linked image]
María y Manuela están en un coche recién comprado. Lo conduce María.
--¿no has sido demasiado dura con él?
Manuela la mira con rabia:
--¿¡y tú porque te has puesto de su lado?¡¡
--yo no me he puesto de su lado.
--¡¡le has cogido la muleta¡
--está herido. Manuela, no puedes ser así con él. Pareces que no tengas corazón.
--¡¡si a tú te hubieran hecho lo que a mí...!
--pero es que no sé que te ha hecho ¿ Luis te violó? Es eso? Me cuesta de creer. Yo lo conozco de siempre, es buen chico.
--¡me obligaron a casarme con él!!
--te quedaste embarazada. Perdona, Manuela, pero si tú te metiste con él sería por algo.
--¡¡ no hablemos más de aquel desgraciado. No quiero que lo ayudes y menos ante mí. Lo debes ignorar. Te necesito demasiado ahora y no me gustaría tenerte que despedir¡
--si tranquila, no pasa nada --dice nada conforme.

Miguel llega a la casa. Llama a su amigo.
--estoy aquí --dice Luis.
Miguel anda por las habitaciones. Luis está al lado de la habitación donde duerme Manuela. Es la habitación para la criatura. A Luis le gusta mucho mirar las cosas.
--vaya, sí que ya hay cosas. Ya se lo habéis comprado todo.
Muy triste Luis le dice:
--yo no. Manuela no me deja hacer nada. No quiere que le compre nada. Ni siquiera puedo entrar en esta habitación. Cuando se va la cierra con llave. Si supiera que le saqué la llave que tiene escondida y le hice una copia...
--esto es increíble ¡no te puede hacer esto!
Luis habla con amargura_
--hoy hemos tenido una bronca impresionante. Hoy le dirán el sexo y yo quiero estar. Se ha enfadado mucho porque ha sabido que he hablado con el médico y me ha dicho que si lo vuelvo a hacer no volverá al médico ¡para hacerme daño a mí es capaz de matar la criatura¡ --con mucha angustia.
--¡¡te has de imponer, es tu hijo¡
Muy triste Luis dice:
--tú eres el padre.
--venga, no hagas ahora este papel. Me pensaba que ya lo habías superado esto. Yo chingué con Manuela pero el padre de su hijo eres tú porque nadie amará a Manuela ni a su hijo como tú.
--perdona, pero es que tengo tantas ganas de compartir el embarazo. Tengo miedo que Manuela no me quiera dejar estar cerca del niño.
--lo tendrá que hacer. Vale que ahora no te impongas para que no se le complique el embarazo pero después no te podrá negar tus derechos.
--gracias para venir. Me ha hecho bien hablar contigo, necesitaba desahogarme.
Miguel le sonríe:
--no hay de qué, para eso estamos los amigos. Me alegro que me llamaras.
--también te quería pedir un favor.
--si el que quieras.
--ven conmigo.
Los dos salen de la habitación.
--qué misterio dice Miguel divertido.
[linked image][linked image]
[linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.