capitulo 32

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 32

Mensaje  emilibalaguer el Jue Abr 04, 2013 7:22 am



[linked image]

[linked image][linked image]

Luis vuelve a casa. Manuela ya había pensado en algo para hacerle todavía más mal. Aparece por la casa medio desnuda y envuelta en una pequeña toalla. Se finge muy feliz. Le da un beso cerca del labio.
--¡hey, hola --dice simpàtica--¿que te ha dicho el médico?
Luis la mira sorprendido:
--todo está bien, ¿te pasa algo?
El cuerpo desnudo de su mujer lo enciende pero procura tener una mirada respetuosa para no ofenderla. Manuela se sienta en el sofá y suspira fingiéndose enamorada y satisfecha:
--me quiero disculpar contigo. Sé que a menudo estoy de mal humor pero me tienes que entender, quería una cosa que tú no me puedes dar.
--¿de que hablas? --dice él.
--yo espero que no te sepa mal pero es que ha sido inevitable. Yo estaba tan feliz al saber que espero un Miguelito y ha venido él, no sabía que tenía llaves...
Luis se teme el peor. La escucha lloroso. Manuela sigue con su actuación.
--yo ya te lo dije. Te lo supliqué, te pedí que lo mantuvieras alejado de mí si no querías que pasara lo que ha pasado.
--¿y qué es el que ha pasado? --pregunta Luis con la voz rota por el dolor.
Manuela lleva una máscara de mujer feliz con amplia sonrisa y todo.
--hemos hecho el amor y ha sido algo explosivo. Lo mejor de mi vida. Nunca nadie me había hecho sentir así ¡Como me he corrido. Todavía me retuerzo del gusto, he disfrutado como una perra¡
--hablas como una golfa. Yo me pensaba que no lo soportabas --dice él triste.
--No, a quien no soporto es a ti. Quizás sí que soy una golfa pero es sólo cuando ese macho está cerca mío. Tú me das asco pero él mueve mis instintos más salvajes. Lo que me da rabia que él sea un cerdo pero que me encanta chingar con él. No lo puedo negar. No quiero nada más. Pero bueno, ahora soy una mujer casada y si tú no me das lo que yo necesito es normal que busque otro hombre. Aparte es mi primo, el padre de mi hijo, tu mejor amigo ¿no te molesta, verdad, cariño?--dice con ironía.
Luis llora de rabia. Da un golpe a la pared con el puño. Mira a su mujer llorando sangre. Tiene un nudo a la garganta. No le dice nada. Vuelve atrás y sale a la calle muy furioso. Manuela borra la sonrisa de su rostro y su mirada se le llena de dolor, rabia y amargura.
--¡¡imbécil¡ ¿cómo crees que yo querría joder con aquel desgraciado?¡
Muy molesta la chica entra a la habitación de María que ya ha recogido sus cosas. Está muy triste:
--¿porque no me dijiste que a ti te gustaba Miguel y que por eso no quieres que tenga nada con él?
Muy furiosa Manuela le dice:
--¡¡no vuelvas a hablar de ese asqueroso y si yo quiero que no tengas nada con aquel hijo de puta es porque sé cómo es y espero que tú ya te hayas dado cuenta¡
--es que yo, bueno... lo siento mucho. No te volveré a molestar.
--no te vayas. Si quieres te puedes quedar. Yo sé que necesitas el trabajo.
--¿de verdad?
--sí pero me tienes que hacer un favor.
María la mira asustada, sabe que la propuesta de la chica no le gustará.
--no quiero que Luis sepa que tú has estado con Miguel. Tiene que creer que he sido yo quien ha yacido con él.
--¿¡porque le quieres decir una mentira así? ¡no es lógico!
--me has traicionado acostándote con ese cerdo y en mi casa. Me lo debes, sólo así te puedes quedar.
--pero ¿porque quieres que le diga esa mentira? Es tu marido. No tiene sentido que le hagas creer que le has puesto los cuernos cuando no es verdad. Te puede traer problemas.
--esto es que lo quiero. Lo máximo que puede pasar es que me abandone y esto es el que quiero.
--¡¡pero esperas un hijo suyo. Con él lo tienes todo sin tener que hacer nada!! Si él te saca su apoyo... ¿¡qué harás?¡
--yo me casé porque me obligaron. No lo soporto. Yo no lo puedo dejar hasta que tenga 18 años pero si me deja él...
Manuela sonríe con rabia.
--espero que sepas el que haces --Maria.
--¿y pues me ayudarás?
Manuela espera ansiosa la respuesta de la chica.
[linked image][linked image]

Miguel se sorprende al ver llegar a Luis a su finca. No cree que a Manuela le haya explicado lo que ha pasado. Se muestra tranquilo.
--hey tío, ¿tú aquí?
Luis se le acerca furioso. Deja caer una muleta y le da un fuerte puñetazo. Miguel cae al suelo. Se toca el mentón dolorido.
--vaya, no has perdido la fuerza. Me alegro que estés mejor.
Luis no se mueve pero está furioso:
--¡¡levántate y defiéndete como un hombre¡¡demuestra que no eres hombre sólo en la cama¡
--yo me levanto pero tú me tienes que prometer que te calmarás.
Luis se queda quieto, lo mira furioso.
--¿me lo prometes? --pregunta Miguel.
Cree que su silencio es una confirmación. Entonces se levanta aunque con cuidado. Va poniendo las manos delante de su cuerpo para protegerse.
--Mira que me lo has prometido.
Cuando vuelve a estat de pie, Luis lo vuelve a tumbar al suelo de un puñetazo:
--¡yo no te he prometido nada, cabrón!!
Miguel se vuelve a levantar pero actúa rápido y agarra su amigo antes de que lo golpee y así lo inmoviliza.
--venga tío, tú y yo somos amigo. No nos podemos comportar como salvajes. Tenemos que hablar --Miquel.
Luis no quiere hablar, está histérico. Lucha para soltarse y exige a su amigo, mientras lo insulta, que lo deje libre.
--no, no. No sigas así que aún te vas a lastimar. Te tienes que calmar. Me tienes que explicar lo que te pasa.
En brazos de su amigo, al que le cuesta tenerlo sujeto, llora de rabia:
--¡¡tú ya sabes lo que pasa, eres un cabrón de mierda¡
-- seguro que no es tan terrible, no te pongas así.
--¡¡te has tirado a mi mujer y ella está feliz. Me ha echao en cara que no quiere chingar conmigo porque tú sí le das lo que ella quiere!! ¿¡Como me has podido hacer una cosa así? es mi mujer y yo la ama y aunque ella te quiera a ti como amante tú le tenías que haber dicho que no¡
Miguel está muy sorprendido por la falsa confesión de Manuela y no quiere caer en el juego de ella:
--por favor, ¿cómo le crees?¡qué mujer explica a su marido que ha chingao con otro!!
--¿¡y para qué me tenía que mentir?¡
--para hacerte daño. Tu mujer es así. Te lo juro. Ni la he tocado ni un pelo. Te juro que ella no quiere nada conmigo.
Luis parece que se ha calmado.
--te suelto ¿me prometes que no me pegarás, que hablaremos?
--sí, te lo prometo.
Miguel sonríe aliviado.
--yo nunca haría nada que te hiciera daño. Te juro que nunca me acostaría con tu mujer. Te lo juro.
Miguel se queda más tranquilo porque se da cuenta que su amigo cree en él. Miguel ayuda a sentarse a su amigo y le acerca la muleta. Entonces se pone en cuclillas ante Luis. Es fraternal:
--tu mujer es así, quiere hacerte daño. Nos tiene rabia a los dos y a mí lo entiendo pero ¿a ti? no dejes que te amargue la vida.
--¿ me ha mentido? Porqué?
--¿es que no me crees? Yo te juro que no he tocado a tu mujer.
--pero ¿no la has visto? ¿Porque se lo había de inventar?
--bueno sí que la he visto.
Luis lo fulmina con la mirada.
--pero no es el que te piensas. He chingao pero con María, pregúntaselo a ella.
--¿con María?
--tú sabes que me ponía y bueno, yo sabía que tu mujer no estaba. Eché un buen polvo pero Manuela nos ha sorprendido.
--entonces lo ha dicho por celos porque ella quería chingar contigo ---Luis triste.
--tu mujer no quiere chingar conmigo. Aunque te lo diga yo te aseguro que no es así.
--¿cómo lo sabes? ¿Es que le has dicho algo?
--claro que no, pero es que me ha tratado de una manera... yo conozco de mujeres. Manuela no está nada interesada en mí. Esto te lo bien aseguro.
--y pues ¿porque me hace esto?
--tu mujer es una pobre amargada y sólo disfruta amargando a todos los demás. No puedes creer en el que ella dice.
--¿y crees que algún día me amará?¿ Que la podré ver sonreír?
--no tengas muchos esperanzas. Lo siento.
Luis lo mira triste. Se traga su dolor.
[linked image]

[linked image]
Más tranquilo, Luis vuelve a la casa. Manuela lo espera en el sofá.
--¿cuando recoges tus cosas?--Manuela.
--¿para qué?
--supongo que te vas de la casa.
--no, no me pienso ir.
--¿es que te gusta que te meta los cuernos?
Luis no le dice nada y entra al dormitorio de María. Manuela está furiosa:
--pero ¿que es lo que tengo que hacer para librarme de este?
María se pone muy nerviosa al ver Luis:
--sé que se muy delicado lo que te pregunto pero espero que me digas la verdad ¿ Miguel ha estado aquí contigo?
Muy nerviosa, María dice:
--no, no.
Esto es todo una puñalada para Luis:
--me estás mintiendo ¡Miguel me ha asegurado que hoy se ha acostado contigo!!
--pues no es verdad. Yo hoy no lo he visto. No he estado aquí en toda la mañana.
--y entonces ¿¡con quien se lo ha hecho?¡ ¿¡¡con Manuela?¡ --desesperado.
Los nervios de María hacen creer que Luis que Manuela se ha acostado con Miguel.
--ay señor, no me pregunte esto, yo no sé que decirle.
Luis sale y entra en su dormitorio muy triste. Manuela lo espera allá:
--supongo que ya te has convencido que he jodido con Miguel. Seguro que él lo ha negado ¿qué te ha dicho? --victoriosa.
--esto no importa triste.
--tienes razón. No importa. Esto lo podemos arreglar sin escándalos, quiero que te marches de mi casa ya. Asumiré toda la culpa ante la familia.
Él la mira triste y lloroso:
--¿lo has hecho por eso ?¿para que te deje ?
--y no sabes como lo disfrutaré --con una amarga sonrisa.
Luis está triste por todo lo que es capaz de hacer Manuela para dejarlo.
[linked image]
[linked image]
[linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.