capitulo 36

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 36

Mensaje  emilibalaguer el Jue Abr 04, 2013 7:27 am

[linked image][linked image][linked image]
Luis y Manuela, con su niña en brazos, son los primeros en llegar a la casa. Detrás Antonia y María. A Manuela le da rabia que Manuel trate a su marido como si fuera un hijo.
--¿quieres coger a la niña? --dice Antonia a su hermano.
--no mejor no, no estoy acostumbrado a los niños --Manuel frío.
A Luis le sabe mal aquel desprecio a su hija, Antonia sabe que su hermano está decepcionado porque le habría gustado que su hija tuviera el hijo que él no ha tenido.
Manuel los hace sentar.
--tenemos que hablar del bautizo. Yo lo pagaré todo pero...
Luis no lo dejar seguir:
--no, el bautizo de mi hija lo pago yo.
--Lo lógico es que lo pague el padrino y será Manuel --Antonia.
--No ¡Yo ya he elegido los padrinos! --dice Manuela duramente.
--¿y quién son? --pregunta Luis temiendo que sea algo contra de él.
--¡después lo sabrás! --Manuela.
-- no es lo más importante. He hablado con mi amigo sacerdote el bautizo será --Manuel.
Manuela no lo deja seguir:
--el bautizo será aquí, mi niña es Olotense y quiero, como lo fue mi abuela, que sea bautizada en el santuario de la Virgen de Tura.
--¿virgen del que?¡ --Manuel.
--La Virgen del Tura es la patrona de la ciudad --Luis.
-- supongo que no habrá problema pero la ceremonia la hará mi amigo. No se me olvida que no os habéis casado por la iglesia. Sea donde sea quiero que en el bautizo os casáis como Dios manda.
Aunque le hace mucha ilusión tener una boda como es debido con Manuela, no la quiere poner en un compromiso. También hay miedo por lo que pasó en el primer intento.
--es que no sé, puede no ser buena idea --Luis.
Para sorpresa de todos y en especial de Luis, Manuela acaricia a su marido haciéndolo temblar de deseo y con voz muy dulce dice:
--¿no quieres, amor mío? yo encantada me casaría contigo de nuevo. Por mí puedes arreglarlo todo para el casamiento con mi amado marido, tío.
Luis traga saliva. Tanto María como Antonia no salen de la sorpresa. María se va a abrir porque han llamado.
--pues ya está todo decidido --sentencia Manuel-- os casaréis el mismo día que bautizamos a la niña.
En el rostro de Manuela se dibuja una sonrisa muy traviesa. Enseguida se oye a Miguel que quiere pasar pero María le pide que se marche. Muy seductor dice:
--lo siento pero Manuela me está esperando y yo nunca hago esperar a una mujer ansiosa.
Luis fulmina con la mirada a Manuela. Furioso Manuel dice:
--¿¡qué es todo esto?¡ ¿qué hace este chico aquí?¡
Miguel justo ha llegado donde están todos. Se queda muy cortado. No sabe qué hacer. Manuela se tira a sus brazos y lo besa. Es un beso al que él no responde y que casi lo ahoga por la fuerza que hace ella. Luis no sabe que hacer. Tiene bastante trabajo para tragar su llanto. Antonia se persigna sin entender nada. Manuel se lleva la mano al corazón ya que ha sentido un fuerte dolor. Miguel no puede controlar sus hormonas y acaba respondiendo al beso. En la sala nadie sabe que hacer. Finalmente Luis tose pero no pasa nada. Entonces coge del brazo a su mujer y le ruega flojito:
--Manuela, ahora no es el momento.
Manuela se separa del chico. Mientras ella sonríe victoriosa, Miguel no sabe donde meterse. No se atreve a mirar los ojos a nadie al igual que Luis. Con ironía Manuela dice a Luis pero para que todos la escuchen:
--ay amor mío, perdona. Pero tú ya sabes que no me puedo controlar cada vez que lo tengo delante. Miguel es tan buen amante.
Luis mira molesto su amigo que no sabe qué hacer. Manuel tiene unas fuertes punzadas en el corazón y no puede decir nada.
--niña, ¡¿que significa esto?¡ --Antonia sin dejar de santiguarse.
--él es el único hombre con el que he chingao, creo que es el mejor para llevarme al altar y ser el padrino de mi hija. Sino no me caso. Espero a Luis-- que no te opondrás, ya que las otras veces no te ha parecido mal, que la noche de bodas la pase yo con él. Ya sabes que tú en la cama no das la talla y él sí.
--pero ¿¡que es esto?¡ --Manuel que empieza a reaccionar pero no se saca la mano del pecho.
--no sé, el marido que me buscaste. Me ama tanto que no le importa que chingue con su amigo que es el mejor en la cama --Manuela sarcástica.
El dolor queda reflejado en el rostro de Luis, Miguel fuerza una sonrisa. Se siente incómodo pero su orgullo sale beneficiado. Hecho una furia, Manuel quiere abofetear a Manuela pero Luis se pone en medio:
--¡no ponga la mano encima a mi mujer¡
Los dos se miran con rabia lo que agrada a Manuela que no quiere que se lleven bien.
--¡ahora lo entiendo, tú eres maricón y por eso aceptaste todo ¡ --Manuel con desprecio.
Manuela ríe y dice burlona:
--veo que lo has entendido, tío ¡mira qué marido me has buscado¡
Manuel está furioso. Luis está roto por dentro pero no dice nada.
--¡¡sea como sea os casáis como Dios manda. Después yo ya he cumplido y esta golfa será cosa tuya¡ --Manuel a Luis.
--¡A mi mujer no la vuelve a insultar. Fuera de mi casa¡ --Luis.
Muy molesto Manuel se va y obliga a su hermana, que se ha hecho daño en los dedos de tanto que se ha santiguado, a seguirlo. Manuela mira con un deseo fingido a Miguel y hasta el toca el culo. A él le gusta pero la furia de Luis lo entristece. Muy molesto Luis, y con lágrimos en los ojos, dice a su mujer:
--¡¡espero que estés contenta¡ ¡me has humillado ante tu familia!!
--pues lo estoy. Estoy muy contenta. Has quedado como el maricón que eres. Pero bueno, me casaré contigo por la iglesia, estaremos juntos siempre ¿no estás contento? --dice riendo.
Luis la mira muy triste y ella se va riendo. Luis se acerca a un asustado Miguel con odio.
--te juro que yo no sabía nada de esto --le dice Miguel protegiéndose con las manos.
Luis coge del cuello a su amigo y le dice:
--¡¡te prohíbo que seas el padrino, desaparece de nuestras vidas!!
--tranquilo, yo no pienso entrar en su juego. Yo lo siento.
Luis está fuera de sí.
--¡¡fuera!!! Fuera de mi casa!!
--yo es que... --Miguel se quiere justificar pero sabe que no tiene como hacerlo.
[linked image]
Luis le señala la puerta. Miguel le pide perdón nuevamente y se va triste ya que sabe que cada vez está más distanciado de su amigo de siempre. Muy molesto Luis entra en la habitación de su mujer que lo espera. Con ironía ella le dice:
--no grites, hay un bebé durmiendo en la habitación del lado.
-- si tú quieres que las cosas así, serán. Tú has dicho que sí, ahora no hay marcha atrás ¡nos casaremos por la iglesia quieras o no!
Con ironía ella dice:
--¿y viviré la noche de bodas con Miguel?
Luis esta lleno de rabia y dolor:
--¡¡no te acerques a él¡
Ella lo mira con burla:
--¿me dejarás si lo hago?
--¡no¡
Luis se va muy triste. No ve como después la chica se hunde y llora suplicando ayuda a la foto de su abuela. Luis se tumba en su cama y, abrazando la almohada, llora como un lobo herido.
[linked image]
[linked image][linked image]

Missa1.jpg
[linked image]
Días después... El Santuario de la Virgen del Tura se viste de casamiento. Muy elegante Luis está muy nervioso en el altar con Antonia y Mariana.
--¿y si no viene? ¿y si hace alguna de las suyas?¡ --Luis preocupado porque no sabe qué trama su esposa.
--mi hermano la ha ido a buscar. Ya no hay vuelta atrás, calmate. Todo saldrá bien --Antonia.
Luis está mucho inquieto. No le hace buena espina el hecho que la chica haya accedido a casarse con él por la iglesia así como así. Está seguro que algo trama. Mariana está muy excitada. Busca con la mirada a alguien. Hace mucho que no sabe de él pero todavía vibra al recordarlo. No deja de pensar en Miguel.
--Tiene que venir, tiene que venir. Es el mejor amigo del novio. No puede faltar --piensa la chica que no se atreve a preguntar por él por miedo que sospechan de su interés.
Mariana se estremece al pensar en él pero le da miedo el descaro de él,
--no puedes seguir pensar en él. Sólo quiere jugar conmigo --piensa.
María llega con la pequeña Ana en brazos. Luis va hacia ella. Coge a su hija y la llena de besos.
--¡qué ganas tenía de tenerte entre mis brazos, de besarte, de abrazarte. Te he añorado. Te quiero, hija --dice el hombre a quien Manuela mantiene alejado de la nena.
María lo mira con compasión.
--¿y Manuela, ya ha salido? --Luis.
--sí, ella y su tío vienen hacia aquí.
--¿Y la veías decidida a casarse? estás segura que no trama algo?
--Iba muy bonita, ya verá como todo sale bien.
Luis suspira enamorado.
--¿será que me está empezando a querer y que sí se quiere casar conmigo? --se pregunta ilusionado.
Se oyen los gritos de los invitados ¡ya llega la novia!
El corazón del atractivo novio late fuertemente. No tiene espera. María coge la niña en brazos. Luis quiere salir pero Antonia lo retiene
--¿donde vas?
--quiero verla --dice nervioso.
--tú te quedes aquí, es tu lugar.
Los últimos minutos se le hacen eternos. Anda de un lugar a otro del altar impaciente. Está enamorado, ilusionado. Por un lado le da miedo lo que pueda pasar y por otro tiene esperanzas que por fin sea feliz con Manuela.

La novia va acercándose a la puerta. Va de blanco y un velo cubre su triste rostro. Va mirando atrás molesta mientras se dice así misma:
--no ha salido bien. Mi promesa de acostarme con él no ha servido. Habría sido un buen golpe para Luis. Lo habría humillado para siempre y ahora, ¿qué hago?
Manuel la mira con dureza:
--¡¡pobre de ti que hagas un escándalo. Te tienes que casar, te guste o no te tienes que casar. Ya estoy harto de tus locuras¡
El hombre considera que si casa a su hija por la iglesia habrá cumplido ya con ella. De repente un hombre con smoking llega corriendo y se planta ante Manuella sonriente.
--¡has venido¡ --dice ella contenta.
--¿¡que significa esto?¡ --Manuel furioso.
Cansado por la carrera, Miguel sonríe muy seductor.
[linked image][linked image]

http://www.network54.com/Forum/371185/message/1103798379/Verge+del+Tura.+Patrona+d%92Olot
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.