capitulo 38

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 38

Mensaje  emilibalaguer el Jue Abr 04, 2013 7:30 am

[linked image]
[linked image]
[linked image]
La novia llega sola a la recepción. Después llega Luis. Molesta porque Miguel no está y no puede seguir con su plan, Manuela baila muy seductoramente con todos los hombres de la fiesta. Antonia se acerca a Luis:
--haz algo, sois el hazmerreír de la fiesta.
--¡¡ es lo que pienso hacer! --él.
Luis, muy molesto, decide marchar:
--no te puedes marchar.
--¡¡claro que puedo! Manuela se ha pasado todo el rato humillándome, pues que se divierta sola¡
Luis se va. Manuela pasa de él. Muy avergonzada, Antonia mira su sobrina con enojo y se va. Se queda en la puerta esperando a Mariana.
--¿donde se debe de haber metido Mariana? ¡qué día me están dando. A buenas horas se le fue a ocurrir a Manuel este casamiento¡

Aunque se siente muerta por dentro, Manuela no para de bailar porque quiere demostrar felicidad. No quiere que alguien pueda pensar que le ha afectado que su marido la haya dejado sola en su fiesta. María está en un rincón con la pequeña durmiendo en brazos:
--pobre criatura, y en su bautizo, menos mal que es demasiado pequeña para darse cuenta de la locura de su madre.

Por su parte, Daniela llega en busca de Antonia por orden de Manuel que no quiere entrar. Le sabe mal encontrar a la mujer en la entrada ya que así no tiene excusa para buscar Luis.
--¿es usted la hermana de Manuel?
--sí ¿donde está él? Qué le ha pasado algo? --pregunta angustiada.
--está en un taxi. Me ha dicho que la haga buscar. Él no se quería acercar aquí por ya sabe, lo que ha pasado.
Daniela señala un coche que hay delante. Antonia se va muy angustiada.
--hermano ¿que te ha pasado?
Aunque le hace mucho daño el pecho, Manuel no quiere asustar su hermana.
--¿dónde está Mariana?¡quiero que nos marchamos ya. No hacemos nada en esta maldita fiesta.
--es que Mariana no ha llegado. No sé donde está.
Manuel se altera pero tiene demasiado dolor para decir nada.
--hermano ¿¡que tienes?¡ ¡haces muy mala cara¡
--yo me quiero ir ya. El taxi me lleva a Barcelona. Cuando llegue Mariana tomas otro taxi y te vas con ella.
Antonia cierra la puerta y se va hacia la puerta para esperar a Mariana.

Miguel ha llevado a Mariana cerca del río. Están en el coche deél. Muy lujoso.
--¿qué hacemos aquí? nos esperan en la recepción.
Él la quiere seducir y usa todo su encanto:
--es que me tienes loco, quería pasar un rato contigo ¿no te gusta este lugar?
--si pero es qué... --ella temerosa.
Miguel sale del coche:
--venga, salimos. Da una vuelta conmigo.
Mariana no se puede resistir. Lo mira enamorada. Él le coge de la mano y pasean por la orilla del río. Ella no deja de suspirar. Él la siente vibrar. Mientras le dice palabras que endulza las orejas de la chica piensa:
--qué polvo que le echaré a esta en menos de cinco minutos. Esta burra es deun cursi... pero está más buena... me muero por saber si ya sabe lo que es un hombre y bajo su cara de imbécil hay una puta.
--¿te gusta el río? --dice Miguel dulcemente.
Ella hace que sí con la cabeza muy nerviosa. Él habla en un tono muy de galán:
--es un lugar precioso para enamorarse. ¿No crees?
Ella lo mira asustada. Se quedan parados uno ante otro. Él la acaricia. La quiere besar pero ella lo rehusa con miedo. Se quiere alejar deél pero el hombre la coge de la mano y la mira con todo el amor fingido que puede:
--no tienes vayas, no tienes que tener miedo de mí. Yo sólo soy un hombre enamorado.
--es que yo nunca he estado con un chico --dice con miedo.
Él sonríe con orgullo, le acaricia la barbilla y le dice con cara de bueno:
--yo sólo he tenido un par de historias que mehan dejado muy herido. Hasta que tehe encontrado a ti me sentía como muerto.
Ella lo mira ilusionada:
--no sé si creerte... tú tan guapo.
Él sonríe y se hace el tímido:
--¿me encuentras guapo?
Ella agacha la cabeza avergonzada. Muy galantement, Miguel extiende su americana en el suelo para que siente la chica y él se sienta a su lado. Su sonrisa seductora vuelve loco a la chica. Él saca una cajita. Ella se queda de piedra, es una sortija de diamantes:
--yo no lo puedo aceptarlo, es demasiado caro.
--No me lo rehuses, mehe gastado todos mis ahorros. Esto es es una muestra de lo que estoy dispuesto a hacer por ti ¿y tú? qué harías por mí? le dice con cara de pervertido.
Se besan y él cae encima de ella. Mariana está hechizada pero la magia se corta cuando él saca un condón. Lo abofetea y se va corriendo. Él la sigue pero no tiene tiempo a impedir que seescape en taxi. Él se muere de rabia. Coge la sortija y dice furioso:
--otra la aprovechará.

Miguel llega a la fiesta y bebe, bebe mucho mientras devora con los ojos a Manuela que sigue yendo de hombre en hombre.
--eso bebe, bebe. Así todo será más fácil piensa la chica en brazos de otro hombre pero mirando a Miguel.
Miguel la quiere sacar a bailar y ella lo rehusa.
--has bailado con todos los hombres de la fiesta ¡ahora me toca a mí!
--¡no me da la gana¡ --Manuela.
El acompañante de Manuela tira de un puñetazo a Miguel y Manuela sigue bailando. María siente deseos de ir con él pero no lo hace. Solo, Miguel sigue bebiendo. Rato después, María va con Manuela:
--está bebiendo mucho ¿no tendríamos que hacer algo?
Manuela da un beso a su hija y dice a María:
--ve en casa, te quedas encerrada en tu dormitorio con la niña y no salgas pase el que pase hasta que te avise.
--no me asustes ¿qué quieres hacer ahora?
--no es cosa tuya.
--pero...
--estaré bien. Tú haz lo que digo.
María obedece y se va con la niña en brazos. Manuela entonces se acerca a Miguel. Es muy coqueta.
--hola guapo, no te he dicho que estás irresistible así.
Miguel que ya no se aguante en pie dice:
--ya... pues has bailado con todos menos conmigo.
Ella lo mira seductora:
--es que contigo no quiero bailar ¿vamos a mi casa?
Él traga saliva mientras le va mirado el escote. Con voz de borracho dice:
--¿te quieres volver a reír de mí?
--no, te prometí que chingaríamos si venías hoy. Ahora si cumpliré lo prometido.
El llamamdo de la carne es demasiado fuerte y él no se puede resistir. Se tambalea y no puede andar. Cae al suelo.
--quizás me he pasado. No habría de haber tardado tanto piensa ella.
Miguel está demasiado mareado y no se puede levantar y ella no tiene suficientes fuerzas.
--voy a buscar un taxi y le digo al taxista que nos ayude. No te muevasella.
Él no se entera de muchas cosas. Sólo ríe y silba. Manuela se va corriendo. Antonia ya ha marchado hace rato. Manuela se acerca a un taxi:
--es que mi marido se ha emborrachado ¿no me puede ayudar a llevarlo a la casa?
--si claro y enhorabuena. Estas cosas pasan no se preocupe.
La chica finge una sonrisa mientras escucha las tonterías que le explica el taxista. Llegan donde Miguel. Riendo el taxista dice mientras lo levanta:
--cómo que os habéis quedado sin noche de boda, chicos.
bien ebrio Miguel dice:
--no que aquí hay un macho bien macho, que se lo diga ella.
Manuela siente asco de las miradas de los dos hombres.
--venga, que tengo prisa ella.
Miguel sale en brazos del taxista que lo mete en el coche, estirado en los asiento de atrás. Manuela se mete en la parte del delante. Le dirige a su casa.

Manuel ya ha llegado a Barcelona. Se encuentra muy mal. Buscando una pastilla encuentra una carta que Antonia tenía escondida. Así se entera de lo que su hermana le había ocultado y es que Rosario ha sido madre. Esta es una impresión demasiado fuerte para el hombre que cae en el tierra fulminado víctima de un ataque de corazón.

En taxista deja a Miguel de Manuela. Ella lo paga y el los acompaña a la puerta. Miguel todavía tiene ganas de gresca.
--¿quieres una copa más? ella.
--si me haces un strip-tease.
Ella le da una botella de brandy y se desnuda lentamente mientras él la mira con cara de degenerado y bebe.
--maldito, si se cae de borracho. ¿Es que no se quedará dormido nunca? piensa..
Aunque siente asco de su mirada, Manuela se queda desnuda ante él.
--ven conmigo, ven con a la cama dice él ansioso.
Manuela se asusta. Prefiere que parezca a hacerlo pero está dispuesta a todo con tal de hacer daño su marido. Miguel se desabrocha los pantalones y así se queda dormido.
--por fin...dice ella con asco.
A toda prisa lo desnuda. Oye que se abre la puerta de la calle y Manuela sonríe.
--el imbécil justo a tiempo.
Luis llega a casa más tranquilo. Quiere aclarar las cosas con su mujer. Llama a la puerta del dormitorio pero ella no responde.
--¿no debe de haber llegado? se dice sorprendido.
Poco a poco abre la puerta.
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.