capitulo 42

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capitulo 42

Mensaje  emilibalaguer el Jue Abr 04, 2013 7:35 am

[linked image]
Justo cuando ha aparcado, Miguel va a buscar a Manuela. Se la encuentra en la puerta marchándose llorando.
--¡venga, nos marchamos!
--¿pero que ha pasado?
Manuela se muere de celos recordando a su marido en brazos de otra mujer y no lo quiere recordar:
--¡ya ha salido su vuelo¡
Miguel se mira el reloj confuso:
--¡ya? ¿estás segura? Según me han dicho todavía no tenía que salir ¿Quieres que entre contigo y pregunte?
Muy nerviosa y dándole un empujón:
--no quiero, me quiero marchar a casa. Por favor, vamos ya.
--las mujeres estáis locas -- dice él siguiéndola a ella que ya se ha puesto en la puerta del coche. En la puerta de atrás.
Él piensa en la manera de aprovecharse de ella pero la ve tan hecha polvo que finalmente opta por no decirle nada.
--ya la he tenido una vez, su primera vez. Es una tía demasiado rara. Ya la he aprovechado, mejor no me complico la vida. Mejor que se quede lejos de mí. Yo lo que tengo que hacer es buscar carne nueva --piensa.
El hombre sonríe con cara de degenerado recordando a Mariana y que la tuvo en sus brazos:
--será mía, la próxima vez no se me escapa. Será mía aunque sea una vez --piensa.
[linked image][linked image]
[linked image]
[linked image]
En la terminal, sin imaginar que su mujer ya lo ha visto, Luis se separa de Daniela que lo quiere besar. Muy tenso, le dice:
--no, Daniela. Soy un hombre casado.
Ella lo mira triste:
-- sólo ha sido un abrazo de amigos. No pasa nada.
--sí pero no tiene que pasar de aquí y yo me voy que he de coger ya este vuelo .
--si de acuerdo.
Ella intenta darle un beso en los labios pero él retira la cara y el beso cae a la mejilla. Él la mira muy frío y se va a la cola. La mujer sonríe. Oculta algo.

Miguel y Manuela está volviendo a casa. Ella está en los asientos de detrás. Se ha sentado con los pies sobre los asientos y se los coge con las manos. Llora desesperada. Tiembla de deseo acariciando los momentos de su momento de amor y llora de dolor al pensar en su encuentro del aeropuerto. La imagen de aquel abrazo que ella ha mal interpretado se le repite en la mente una vez y otra.
--lo he perdido, lo he perdido --piensa-- nunca ningún hombre me querrá como él y yo lo he dejado ir. Otra se ha llevado lo que yo no he sabido mantener.
Los celos la consumen:
--pero ¿porque tan pronto? ¿será que no me quería lo suficiente? ¿¡cómo inmediatamente después de hacer el amor por primera vez conmigo puede estar con otra?¡ ¿¡es que no ha sido importando por él?¡ --piensa.
Llora recordando como lo ha tratado de mal ella:
--después de lo que le he hecho no puedo esperar que esté feliz. Es lo que me merezco, perder lo ahora que descubro que estoy enamorada de él. Se ha ido. Se ha ido con otra mujer piensa atormentada.
[linked image][linked image]


Muy triste y con la mirada perdida, Luis entra en el avión. Mira atrás, por un momento tenía la ilusión que Manuela lo viniera a buscar. Mientras embarca se recrimina estos pensamientos:
--no seas imbécil. Ella no podía saber qué marchabas. No tiene sentido que se moleste en querer encontrarme. Ahora debe de estar feliz. Falta poco para que haga los 18 años y entonces se podrá divorciar de mí y ser feliz y encontrar la felicidad que yo no le he sabido dar.
Unas lágrimas se deslizan por su rostro. Él se seca el llanto con la manga del jersey:
--no era para mí. Manuela no era para mí. Este es mi castigo. Ella siempre me decía que me quedaría solo para pagar el mal que le he hecho ¡cuánta razón que tenía y esto que ella no se podría imaginar que la acabaría forzando ... el dolor que siento es lo mínimo que merezco por todo el mal que le he hecho¡
Él está muy distraído y no se da cuenta que una mujer se sienta a su lado.
--¡vaya, qué coincidencia! --dice Daniela con cierta ironía.
--¿Qué haces aquí? --pregunta sorprendido.
--Yo soy la socia en el negocio que vas a hacer --Daniela.
--¿cómo?
--sí, yo conocí a los americanos y les hablé de ti. Ellos pensaron que eres el hombre perfecto y a mí me fue muy bien pero me hizo mucho daño que lo rechazaras, que no quisieras venir a Miami a pesar de seria un triunfo donde mínimo triplicarías tu patrimonio.
--mi mujer estaba embarazada --dice triste.
--sí, sí y lo comprendo pero yo sabía que ella no te hacía feliz. Sabía que más tarde lo aceptarías. Ya lo tenía todo preparado. Cuando les has llamado me he movido rápidamente. No quería darte tiempo a pensártelo.
El avión se eleva y Daniela está muy feliz porque pasará mucho rato con el atractivo Luis. Muy triste él le dice:
--pero yo estoy muy enamorado de mi mujer, no estoy interesado en tener nada serio contigo.
-- pero podemos tener la misma relación de antes, podemos volver a ser amigos --dice excitado y deseando meter a ese hombre en su cama.
--amigos sí, amantes no. Yo ahora lo que quiero es que mis heridas cicatricen.
--porque no me dejas que yo...
Él no la deja seguir:
--no, no quiero hacerte daño. Será mejor que me eche para atrás y cuando llegamos me regreso.
--no , no. No me hagas esto. Nos hablaremos lo justo. Si quieres soy yo la que se marcha.
--bien, lo intentaremos. A ver si podemos mantener sólo una relación de trabajo sin hacerte daño.
Daniela lo mira con deseo. Le cuesta mucho frustrar sus ganas de besarlo y acariciarlo.
-¿y porque te han venido ahora las prisas de dejar a tu mujer?
Muy triste él le dice:
--las cosas no han sido así...
Daniela está feliz:
--si yo lo sabía. Yo sabía que no podía ser que estuvieras enamorado de ella. Fue ella la que te retuvo con su hijo y por fin tú ahora te has visto libre de ella.
Con mucha melancolia él le dice:
--yo habría preferido morir antes que perderla.
--¿y pues? ¿Porque te vas y así que pareces que seas un fugitivo?
Tratando de ahogar su llanto, Luis dice:
--quería evitar que Manuela me volviera a humillar. Ya estoy cansado de ser su payaso . Además he llegado demasiado lejos. No tengo perdón. Lo que le he hecho es imperdonable.
Él la mira con ternura.
--no creo que hayas hecho daño, no es posible .
--si lo es. Es lo peor que podía hacerle a una mujer. Ya no puedo ser ni su amigo. No tengo derecho a mirarla, por eso me he querido alejar de ella, poner el océano en medio es lo más digno que puedo hacer. Espero que ella pueda olvidar lo que le he hecho y ser feliz con un hombre que sí la sepa amar.
Aunque le ha ido bien para sus planes, Daniela no soporta ver a Luis tan triste. El hombre mira hacia la ventana ya que no quiere que Daniela lo vea llorando. Piensa en el momento vivido:
--¡¡la violé, la violé ¿¡cómo pude hacerlo?¡ y lo peor es que lo disfruté¡¡ --piensa atormentado.
Tiene escalofríos de placer al recordar lo que sintió y esto lo llena de remordimientos porque cree que la forzó.

1 mes después...
Manuela está muy ansiosa con su hija en brazos. María está en el baño con un test de embarazo. Positivo. Sale y mira a Manuela.
--¿qué?¡ --pregunta Manuela a la expectativa .
--sí, esto ha dicho que sí. No hay duda.
Manuela se queda como en shock. Se aferra fuertemente a la pequeña Ana y se sienta en al sofá. María se sienta a su lado intentando dándole ánimos:
--eso sí que es una faena. Debes de ser la primera chica a la que le pasa esto ¡qué mala suerte! Dos veces haces el amor y dos veces te quedas embarazada. Espero que la tercera vez te recuerdes que se tienen que tomar precauciones porque sino...
--un hijo... un hijo mío y de Luis --dice Manuela todavía sin reaccionar.
María coge a Ana y se la lleva a la cuna. Manuela se toca el vientre recordando el momento de amor vivida con Luis:
--un hijo, un hijo suyo y mío. Un hijo fruto de aquel momento.
María vuelve sola. Le acaricia la cabeza:
--¿y que piensas hacer? yo creo que en tus circunstancias... Hoy haces los 18 años y ya esperas tu segundo hijo y sola. Tienes que abortar.
Manuela la mira horrorizada y María se justifica:
--apenas todavía empieza. Ni te darías cuenta.
Manuela se levanta con las manos en el vientre y dice:
--pero lo sentiría ¡¡nunca!! yo nunca abortaría. Si ni cuando me quedé embarazada por primera vez en aquellas circunstancias se me pasó por la cabeza, ahora menos. Es el hijo del amor, el hijo de Luis. Es que el momento más feliz de mi vida no podía tener un desenlace mejor , un hijo. Un hijo de él y mío que me recordará siempre que una vez fui feliz . Este hijo hará menos dura mi penitencia al no tener al hombre de mi vida y al que perdí por burra.
--Le tienes que decir a Luis. Miguel puede saber donde está.
--No creo . Luis cree que hemos estado juntos. No lo llamará pero igualmente no le quiero decir, ya tiene otra. Seguro que tiene otra mujer, por eso se ha marchado. Yo no lo quiero retener con un hijo. Aparte que no estoy segura que crea que él es el padre .
--Pero él tiene derecho a saberlo.
En ese momento llaman a la puerta. Es un abogado que ha enviado Luis con los papeles del divorcio. Este es un golpe muy duro para la chica que está segura que el hombre no quiere saber nada de ella. Firma los papeles con todo el dolor de su corazón porque considera que perderlo es su castigo por haberlo humillado.
--espero que me pueda perdonar y sea feliz por su parte --dice al volver los documentos.
Ya a solas María le reclama:
--¿porque has firmado? Le tienes que decir que esperas un hijo suyo.
--lo sabrá cuando vuelva.
--¿y si no vuelve ?
--pues no lo sabrá nunca --dice con el rostro lleno de lágrimas.
Saber que dentro de ella crece el hijo de aquel hombre que tanto ha odiado y ahora tanto ama es, junto con Ana, su única luz.
[linked image][linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.