capítulo 47 (y último)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capítulo 47 (y último)

Mensaje  emilibalaguer el Jue Abr 04, 2013 7:41 am



[linked image]
[linked image]
[linked image]
[linked image]

Miguel está en su finca. Se alegra al ver Luis. Va corriendo hacia él. Se para al estar cerca. Tiene miedo ya que no sabe cuál será la reacción de su amigo. Ya no hay rencor, están los amigos de siempre. Luis lo abraza. Los dos están contentos de haberse reencontrado.
--te debo de una. Gracias para avisarme.
--tienes un hijo, un hijo propio --Miguel.
--los dos son hijos míos. Ana y Luis son mis hijos.
--pues me alegro que todo se haya arreglado entre ella y tú.
Luis lo mira muy triste:
--No me cree. Le he pedido volver pero dice que no. Dice que es porque no quiere que esté con ella sólo por los niños pero no es esto. No me ha perdonado que la violara.
--¿de que hablas?
--que me porté como un monstruo. Abusé de mi fuerza. La obligué a acostarse conmigo.
--yo no creo que ella se sintiera violada. Estaba desesperada porque te marchabas y sufrió al volver sola.
Luis empieza a pensar que quizás Manuela sí lo quiere y su rostro se llena de ilusión. Suplicando, Miguel le dice:
--tienes que hablar con ella. Yo tenía esperanza que si volvías con ella no estuviera tan amargada y dejara de amenazarme. Sé que me he portado mal con ella pero no puedo cambiar el pasado. Ella puede ser feliz contigo y los niños. No sé porque se emperra en amargarme la vida. Le he pedido perdón de rodillas. No puedo hacer nada más. ella quiere estropear mi felicidad. No quiere que me case.
Luis está sorprendido por las palabras y la desesperación de su amigo:
--¿de que hablas? Te cases?
Miguel sonríe enamorado y dice:
--es verdad. Tú no lo sabes. Tú tenías razón. Ahora tengo que pagar por mis errores. Me he enamorado. He caído. Mariana, su prima, me he enamorado de Mariana pero Manuela me ha amenazado. Dice que le dirá que yo l ahe violada y que soy el padre de su hija.
A Luis lo devoran los celos. Está molesto. No soporta que su mujer se oponga a que Miguel se case. La sombra de que lo pueda amar a él no deja de atormentar a Luis. Desesperado Miguel le dice:
--sí es verdad que yo he engendrado a Ana pero tú eres su padre. No nos puede hacer daño a todos ¿porque si podemos ser felices? Además, no fue violación. Sí, actué mal pero violación no.
Luis se compadece del dolor de su amigo. Le pone las manos en los hombros y le dice:
--tranquilo, casate y que seas feliz.
--pero es que si Manuela habla con Mariana ¿cómo se casará conmigo si sabe que tengo una hija? si la loca de Manuela le dice que la he violada no la volveré a ver. Y sí, he hecho mucho daño y quizás no merezco ser feliz pero ¿que hago?
Luis le pone las manos en los hombros. Lo mira con cariño:
--pensar en ti y en Mariana. Mereces ser feliz. Yo me alegro que estés enamorado y te juro que, si depende de mí, Manuela no dirá nada.
Los dos amigos se sonríen y seabrazan. Miguel se siente más tranquilo, Luis está muy atormentando.

Muy molesto y herido, Luis llega al hospital. Manuela se emociona al verlo. El niño no está y furioso el hombre le dice:
--¡¿por eso no quieres volver conmigo, porque lo amas a él? ¡
Dolida por la dureza de su amado, Manuela le dice:
--¿te has vuelto loco? ¿de qué hablas?
--¡vengo de hablar con Miguel. Me ha dicho que lo has amenazado con decir a tu prima que te violó. Esto no es verdad. No lo puedes decir, no te violó y no te pienso permitir que digas que es el padre de mi hija¡
La rabia que hay a los ojos de Luis le hacen daño pero en lugar de aclarar que es a él a quien ama, la chica se deja llevar por la rabia:
--¡mi prima no se puede casar engañada con ese desgraciado ¡
--¡¿porque no le pones Miguel al niño, seguro que lo prefieres¡?
Mariana se enfada con su marido por defender a Miguel. Se deja llevar:
--¡¡quizás lo haré!!
Los dos se miran mucho dolor y rabia. Él la mira amenazante:
-¡deja a Miguel en paz. Deja que es case!!
--no lo haré. Le diré a todos en plena ceremonia lo que me hizo para que todos sepan la clase de hombre que es!!
Luis la mira llorando de rabia y se va. Los dos lloran por que están separados.

Semanas después... Manuela está en su casa con sus hijos. María está con ella.
--¿porque no quieres ver Luis? Es verdad que te gusta Miguel y que por eso no quieres que se case?
--¿no será que eres tú la que no quieres que se case?
--Miguel me hizo mucho daño pero no lo quiero ningún mal.
--¡pues yo sí. Miguel ya lo sabe. Si pone un pie al altar, le haré un escándalo!
--Luis está celoso. Cree que te gusta Miguel.
Molesta porque su ex marido se ha puesto en contra de ella, Manuela dice:
--¡lo que pasa es que Luis es un cerdo. Ha encontrado la mejor excusa para no tener que responderme!
Llaman y María va a abrir. Manuela mira sus hijos y llora pensando en Luis.

Luis, que está en un hotel, se sorprende al recibir la visita de Antonia.
--¡qué disgusto que me diste. Dejar a Manuela embarazada. Esto no me lo esperaba de ti.
--yo no lo sabía. Ella no me dijo, yo quiero volver con ella pero ella no quiere.
--esta niña ¡qué disgustos me da¡ no sé si vendrá al casamiento de Mariana. Rosario ya ha dicho que no vendrá. Es cómo si ya nos hubiera olvidado. Se ve que prefiere lo que tiene en México. Si Manuela no viene estaremos muy solas.
Muy triste, Luis dice:
-- vendrá.
--¿te lo ha dicho? mira que está muy rara. No quiere que Miguel se case con mi hija. Yo no sé muy bien que pasó pero tú eres su marido.
--ex marido --dice triste.
--no a los ojos de Dios. Miguel se ve muy enamorado de mi hija. Manuela no quiere hablar con nosotros. Habla tú con ella. Si ella no es feliz los demás no tenemos la culpa. Por favor, que Manuela no estropee el casamiento.
-- no sé si podré.
--inténtalo.
Los dos se despiden. Luis, a solas, llora celoso:
-- lo quiere a él, lo quiere a él.

Manuela se pone furiosa al ver a Miguel y reclama a María que lo dejara pasar. No quiere hablar con él pero María se lleva a los niños y los deja sólo. Manuela es muy agresiva.
--¡¡pierdes el tiempo. Ya lo sabes. No diré nada, esperaré a que dejes Mariana plantada en el altar sino cuando el cura pregunte si alguien se opone yo lo diré todo ¡ ¡ ¡ ¡ ¡
Muy triste Miguel dice:
--yo no le pienso este mal a Mariana.
--¡el mal será casarse contigo! --con rabia.
--Manuela, ¿no crees que merezco una oportunidad para demostrar que puedo hacer feliz a Mariana?
--¡no!
--¿porque me odias tanto? Las cosas no te han ido tan mal.
Manuela lo abofetea. Él lo mira triste:
--siento haberte hecho daño pero podemos olvidar el rencor y ser felices los cuatro.
Llorando de rabia, Manuela lo quiere echar de su casa a empujones:
--¡¡no pienso permitir que te cases!! --ella.
Él se aparta de ella y le entregue unos documentos:
--esta es la prueba que he cambiado, que quiero empezar de nuevo. Me quiero casar con Mariana. La esperaré en el altar y espero que tú tengas cordura y no te opongas. Apelo a tu bondad. Olvida el pasado y se feliz con Luis.
Manuela no entiende nada. Mira los documentos con desprecio.
--estos documentos equivalen a una fortuna. Es todo el que tengo. Quiero empezar de cero --Miguel.
Manuela mira furiosa toda la cesión de bienes que hay a su nombre. Le tira los documentos a la cara
--¿¡me quieres comprar?¡ ¿¡crees que soy una fulana?¡
--Es el dinero que me pagó tu padre para que Luis se casara contigo.
--¿Luis se casó conmigo por dinero?¡ --pregunta horrorizada.
--no, no. Ya te lo dije. Tu padre estaba dispuesto a dar la mitad de sus bienes a quién se casara contigo. Yo me habría casado pero Luis te salvó y gratis. Lo que pasa es que tú no querías y bueno, ya sabía que a cambio de esta casa te casarías. Le pedí a tu padre la mitad de todo para cederte la casa. Luis además no quiso que te la regalara y me la compró.
--¡¡eres un cerdo, un cerdo!! ¡¡ni loca te dejo que te cases con Mariana¡
--he cambiado, quiero empezar de nuevo.
A pesar de sus ruegos, ella lo echa. Él la mira lloroso
-- La amo, me moriría si la perdiera.
--¡pues múerete ya¡
Ella le cierra la puerta a los morros y llora. Miguel, en su auto, llora.


[linked image]

En la iglesia de San Esteban, en el centro de Olot, Miguel espera llegada de la novia. Luis acerca a él.
--lo siento, no he podido hacer nada. Manuela va a impedir la boda.
Miguel lo mira lloroso:
--lo sé. lo sé.
En aquel momento entra Manuela muy guapa con sus hijos. Miguel la mira con miedo. Luis en una mezcla entre amor y rabia. Se acerca a ella.
--no lo hagas. No lo hagas. no hagas un escándalo. Te lo ruego. Si me tienes en un mínimo de consideración, no lo hagas. Y no lo digo sólo porque me humillarías, Miguel es como mi hermano y no quiero que le hagas daño, además Mariana no se lo merece.
A pesar de los ruegos de él, la chica se aleja de él. Luis la mira dolido. Él y Miguel se miran tristes. Y llega la novia. Y sigue la amenaza de Manuela. Luis no deja de mirarla triste. Miguel y Mariana hacen sus promesas de amor con ojos llorosos. Miguel tiembla esperando en qué momento Manuela estropee las cosas. Luis y Manuela se intercambian miradas de amor y dolor. Luis está seguro que Manuela impedirá el casamiento porque ama a Miguel y esto es una cosa que lo está matando.
--Miguel, Mariana... ya sois marido y mujer. Puedes besar a la novia --sentencia el cura.
Ni Luis ni Miguel pueden creer que Mariana no haya dicho nada. Miguel mira enamorado a su mujer. De reojo mira a Manuela agradecido y mientras besa a su mujer jura que aprovechará esta oportunidad que le ha dado la vida y hará feliz a Mariana. Luis mira a su mujer y suspira.
--¿lo ha hecho por mí? ¿me ama y si me ama?¡ --se pregunta.
Manuela se va antes que todos pero él la sigue. La atrapa antes de subir al taxi.
--Manuela, espera --Luis.
La voz de él la hace tiembla. Se para. Él se acerca a ella contento.
--¿porque no lo has hecho? ¿Porqué, no has dicho nada?... gracias --Luis.
Ella sonríe enamorada pero no dice nada, sólo le da un dulce beso en los labios y entra en el coche. Él se queda sorprendido. No reacciona hasta que ya es tarde y ella ha marchado.


[linked image]
En la recepción, mientras los novios bailan muy enamorados repitiéndose una y otro vez cuánto se aman, Luis mira a la puerta esperando que llegue Manuela. Ésta llega sola. Miguel la ve y va con ella.
--gracias.
--sal un momento.
Los dos van al vestíbulo. Hay un poco de tensión pero ella quiere olvidar el rencor.
--gracias por darme una oportunidad. Te juro que haré feliz a Mariana.
-- esto es tuyo --dice dándole unos documentos-- mi padre te los regaló a ti. Yo no quiero nada de ese hombre.
Miguel se sorprende al ver que ella le devuelve la fortuna que le había cedido.
--no puedo aceptarlo.
--claro que sí. Mariana merece esta herencia pero será más fácil de justificar si cree que es tu patrimonio. Te debo una. Quiero que seas feliz.
Él la mira sorprendido.
--¿me debes de una?
Ella sonríe enamorada y dice:
--gracias. Gracias por meter Luis en mi vida. Es lo mejor que me ha pasado.
Los dos se emocionan y se abrazan. Luis los ve y se muere de celos. Se acerca furioso y les reclama:
--¿¡qué es esto? ¿¡Por eso no has dicho nada, Manuela, porque eres su amante?¡
Manuela abofetea su exmarido y se va dolida. Miguel mira molesto a Luis:
--¿eres imbecil o que?
Luis mira furioso a Miguel:
--¡me pensabas que habías cambiado!
--Manuela quiere que sea feliz con Mariana. Yo le cedí los bienes que me dio su padre y ahora ella me los ha devuelto. Me ha dado las gracias por meterte en su vida. Dice que eres lo mejor que le ha pasado.
--¿que?! --Luis desconcertado.
--Ella te ama. Estoy seguro.
Luis se lleva las manos a la cabeza:
--¡Manuela me vuelve loco. Tengo dos hijos con ella pero no me quiere y yo me muero por ella. Le daría mi vida si la quisiera. Soy un imbécil. La amo y no se lo he dicho. No le he dicho que no me fui con Daniela. Fue una casualidad. Hice el amor con ella sólo cuando Manuela firmó el divorcio. Tenía la esperanza que no lo hiciera pero no me ama y yo no sé cómo decirle que sí la amo, que no es por los niños. Si hubiera sabido que espera un hijo no me hubiera divorciado pero tampoco tiene caso retenerla si ella no me quiere como yo a ella!
Miguel de pronto sonríe.
--¿que te pasa? --Luis.
Miguel le pide que se gire. Manuela está detrás. Ella y Luis se sonríen.
--Manuela... --suspira Luis.
--te quería decir que no siento nada por Miguel, que te amo a ti.
Los dos se miran llorosos. Miguel los deja solos y los enamorados se besan.
--perdoname por todo lo que te he hecho sufrir. No supe ver que tú eres mi felicidad. Gracias, gracias por casarte conmigo --Manuela.
--Manuela --susurra él creyendo que es un sueño.
--el día que hicimos el amor fue el más feliz de mi vida. Fui tan feliz que no fue hasta que fue tarde que reaccioné. No reaccioné a tiempo de decirte que te amo.
Él la mira lloroso. Tiembla de emoción.
--¿de verdad? de verdad me amas?
--sí. Yo creía que tú te ibas con aquella mujer.
--no, si yo....
Ella lo calla con un beso.
--lo sé, lo sé.
--te amo Manuela.
Ella sonríe.
--no más que yo.
Llegan muy contentos a la fiesta. Se miran enamorados.
--¿bailamos? --él.
Ella hace que sí. LA felicidad de los dos es plena.
--tus ojos vuelven a tener vida. Como en aquella foto --dice él.
--y es por ti. Mi felicidad te la debo a ti. Mi yaya desde el cielo te envió para hacerme feliz.
Se besan de nuevo mientras bailan muy cogidos.
--¿nos casamos de nuevo? --propone él.
--¿lo quieres? Después de todo el que te he hecho pasar en los anteriores casamientos, te volverías a casar conmigo?
Él sonríe muy enamorado:
--y mil veces.
--¿te acuerdas del cura que nos casó? no creo que lo quiera volver a hacer-- ella.
Los dos se ríen. Juntan sus frentes en señal de amor:
--no hace falta una gran boda, una pequeña. Civil. En secreto ¿quieres? Sencilla pero especial.
--Especial como nuestro amor ¡¡sí, sí¡ claro que me caso contigo --ella.
Los dos se miran enamorados. Mariana y Miguel se acercan a ellos y las dos parejas se abrazan y se desean felicidad. Después, mientras los novios siguen disfrutando de su fiesta, Luis y Manuela van la casa a buscar los niños. Él con Ana en brazos, ella con el pequeño Luis, pero los dos muy juntos y mirándose con mucho amor. Pasean contentos como una familia unida y feliz.

Por la noche. los dos juntos ponen a dormir a los pequeños. Después se miran seductores. Manuela se lleva su ex marido a la habitación y se empieza a desnudar ante la excitada mirada de él. Después muestra pícara un preservativo.
--esta mañana compré esto. Espero que te vaya bien... De momento con dos hijos es suficiente.
Se sonríen con complicidad. Ella lo abre mientras él se desnuda. Después se produce la unión. Una unión en el placer y en el amor. Mientras Luis y Manuela se funden en un solo cuerpo gimen a a la vez un te amo

Fin.

[linked image][linked image]
avatar
emilibalaguer

Posts : 362
Join date : 27/09/2012

Datos Extra
Personajes RPG:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.